Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la firma del decreto sobre migrantes venezolanos y retornados colombianos

 
Resultados de la búsqueda
Bogotá , 2018-08-02T05:00:00Z 8/2/2018 5:00:00 AM
Sistema Informativo del Gobierno - SIG

Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la firma del decreto sobre migrantes venezolanos y retornados colombianos

Buenos días.

Desde hace tres años hemos actuado con solidaridad y generosidad con los migrantes venezolanos.

Dos criterios fundamentales: seguridad y control.

En el último año y medio, el aumento de la migración ha sido de más de un de personas desde Venezuela. Son colombianos que retornan al país, son venezolanos, son familias colombo-venezolanas que vuelven en condiciones precarias. La muestra del deterioro de la salud, de la alimentación, de la calidad que está sufriendo Venezuela.

Y hemos organizado una respuesta basada en los derechos humanos de estas personas. Esta repuesta ha sido organizada por el Gobierno Nacional en compañía de los gobiernos locales y también –muy importante– la cooperación internacional.

Las medidas que hemos tomado se pueden dividir en dos frentes.

El primero, la atención humanitaria,–y mundialmente, pero por supuesto no es lo único, porque hay otros frentes muy importantes– la salud. Más de 80 mil atenciones en materia de urgencias, 350 mil dosis de vacunas aplicadas a venezolanos. Se hizo un cerco para evitar la propagación de enfermedades controladas en Colombia. Por ejemplo, la malaria, el sarampión, la difteria e inclusive el polio.

Y una atención, en algunos casos, de enfermedades de alto costo y complejidad: cáncer, sida, tuberculosis.

También en materia de educación, 30 mil niños, niñas y adolescentes venezolanos están hoy en el sistema nuestro, escolar.

Con el ICBF. Más de 40 mil menores venezolanos han sido atendidos por programas del ICBF.

El segundo frente son las medidas para flexibilizar la migración.

Procesos más flexibles para visas, sobre todo visas de estudio y de trabajo.

Por ejemplo, en sellado de pasaportes se aumentó el tiempo de estancia de 90 a 180 días.

Se creó la Tarjeta de movilidad fronteriza, de control y facilidad para quienes se mueven en la frontera. Tener controlado pero facilitarles el movimiento en la frontera.

Se suspendió ese control, la expedición de esa tarjeta en febrero; pero se habían entregado 1,6 millones de tarjetas.

Y se creó lo que se denominó el Permiso Especial de Permanencia.

¿Para quiénes? Para quienes tenían sellado su pasaporte y quisieran estar de manera legal en Colombia por 2 años.

Se expidieron más de 180 mil de estas tarjetas.

Pero quisimos ir más allá. Más allá. Y creamos un registro administrativo de migrantes irregulares. Hicimos un verdadero censo. Se registraron más 440 mil migrantes venezolanos.

Esto ha sido una logística muy compleja, muy difícil, que ha estado a cargo de muchas entidades, entre ellas, la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres y en coordinación por parte de la Gerencia de Frontera con Venezuela.

Tuvimos el apoyo, y se lo agradezco enormemente, de la Federación de Personerías Municipales, y los personeros se apropiaron de esa labor en muchos municipios.

Tuvimos la ayuda muy importante de la Defensoría del Pueblo, de las alcaldías y gobernaciones y, por supuesto, también muy importante de la Cooperación internacional, de la OIM, de la USAID, de la ACNUR.

Y sin este apoyo de estas entidades, de estas personas, y el apoyo internacional, este proceso no habría sido posible.

Por eso quiero agradecerles de corazón a ellos y a todo el personal de la Cancillería y del resto de los funcionarios del Gobierno que han venido colaborando en los diferentes ministerios para que esto pueda marchar adecuadamente.

El objetivo era también construir una política de atención humanitaria. Y el decreto que hoy estamos firmando contiene las bases de esa política de atención.

¿Qué hacemos con este decreto?

Con este decreto vamos a regularizar a los más de 440 mil venezolanos que se registraron. Les vamos a otorgar un permiso especial de permanencia por dos años.

Seguirán teniendo atención en urgencias, en los hospitales, atención en materia de vacunación y de control prenatal para las mujeres gestantes.

Estos venezolanos podrán afiliarse al Sistema de Seguridad Social en salud.

Los niños tendrán mayor facilidad para acceder a la educación pública. Podrán, además, validar gratis los estudios de básica y media académica.

Y además se va a agilizar el procedimiento para convalidar los títulos de educación superior provenientes de Venezuela.

También tendrán facilidades para acceder al mercado laboral, siempre –¡siempre!– bajo los principios de la política de trabajo decente.

Ahí, también, el Ministerio de Trabajo ha venido haciendo una labor muy importante de vigilar que los venezolanos contratados sean contratados en las condiciones que requiere y que exige además, la ley.

Y podrán seguir accediendo a los programas del ICBF.

Este decreto también contiene beneficios para los colombianos que retornaron desde Venezuela, porque una parte muy importante de estos migrantes han sido colombianos que retornan.

Podrán acceder al apoyo y acompañamiento del programa Colombia Nos Une.

Les vamos a facilitar el procedimiento para que se inscriban en el Registro único de Retorno.

Y además de todas estas medidas, estamos girando 20 mil millones de pesos a hospitales que han venido atendiendo a los ciudadanos venezolanos, a los que están con mayor presión.

Y en términos generales vamos a seguir apoyando a los venezolanos. Vamos a seguir apoyando a los venezolanos y a los retornados colombianos, tal y como lo hemos venido haciendo hasta el momento.

¿Por qué? Porque es un imperativo ético.

E hicimos de este tema –esta ha sido una forma de afrontar los problemas en estos ocho años de Gobierno–, los problemas difíciles los convertimos en oportunidades, para que el Estado colombiano salga mejor que antes. Y los perjudicados de ciertos desastres, de ciertas situaciones, no sufran e inclusive en muchos casos salgan favorecidos, salgan mucho mejor de los que estaban antes.

E hicimos de este tema de la migración una política de Gobierno y una política de Estado.

Tenemos unos migrantes regularizados que son sujetos de derechos, pero también son sujetos de deberes.

Y estamos entregándole al próximo gobierno toda esta política, con más 820 mil venezolanos regularizados.

Esto –y creo que el señor representante de Naciones Unidas de Colombia, a quien le agradecemos enormemente su solidaridad y su apoyo, pues puede dar fe–, esto en materia internacional es un hito en materia migratoria.

Ustedes han visto en todas las noticias, desde hace ya mucho tiempo, que el mundo se debate sobre qué tipo de restricciones les ponen a los migrantes. Es un problema político muy serio en Europa, en Estados Unidos.

Y mientras tanto, Colombia avanza para actuar bajo unos principios, el más importante de ser solidarios. Y avanza con una política seria de integración de migrantes y de retornados.

Esta es la base para desarrollar políticas públicas de integración de los venezolanos.

Así creo que estamos cumpliendo el compromiso que tenemos como Estado, como Gobierno, de entregar un proceso ordenado y un proceso organizado al gobierno que asume el poder el próximo martes 7 de agosto.

Y quiero finalizar reiterando nuestra condena a las acciones del régimen venezolano que ha generado esta crisis humanitaria. Estos problemas, porque no solamente en Colombia, ya los demás países de América Latina están sufriendo esas consecuencias.

Un régimen que no escucha y que parece que está en un estado de negación total, porque no solamente no escucha, sino que no actúa.

Pero así como condenamos ese régimen, somos generosos con nuestros hermanos venezolanos que sufren las consecuencias de las decisiones este régimen.

Y quiero reiterar una vez más el llamado que hemos hecho enemil veces a este régimen venezolano, para que por lo menos permita un canal humanitario que alivie en algo el sufrimiento de su pueblo.

El mundo entero está cada vez más aterrado con lo que está sucediendo en Venezuela, como estamos aterrados nosotros. Un país tan rico, un país con las reservas más grandes de petróleo del mundo entero, con una población que se está muriendo de hambre y muriendo de enfermedades por falta de medicamentos.

Esto es una situación que realmente nos conmueve el corazón. Y por eso tenemos, los colombianos, que ser solidarios con nuestros hermanos venezolanos.

Muchas gracias.

(Fin)

/Audios/4026_PdteDecretoBeneficioRegistroMigrantes_20180802.mp3
/discursos/180802-Palabras-del-Presidente-Juan-Manuel-Santos-en-la-firma-del-decreto-sobre-migrantes-venezolanos-y-retornados-colombianos

Noticias Relacionadas