Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante la entrega de 100 casas gratis en Istmina

 
Resultados de la búsqueda
Istmina, Chocó , 2017-03-07T05:00:00Z 3/7/2017 5:00:00 AM
Sistema Informativo del Gobierno - SIG

Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante la entrega de 100 casas gratis en Istmina

Qué honor y qué bueno poder decir que este servidor es el primer Presidente de la República en la historia que viene a Istmina. Y que no viene por alguna tragedia, que no viene por algún problema insoluble, que viene a traer proyectos, a traer desarrollo.

El Chocó ha sido un departamento muy sufrido, el Chocó se ha quedado rezagado en el desarrollo nacional, los mayores índices de pobreza están aquí, por eso mi gobierno cuando comenzamos a planear qué íbamos a hacer, cuando construimos esa visión que queremos dejarle a los colombianos: un país en paz, una país con más equidad, un país mejor educado; inmediatamente surgió el Chocó como uno de los departamentos donde teníamos que hacer más trabajo, porque si queremos equidad tenemos que focalizarnos en la población más vulnerable.

Y eso hemos venido haciendo a lo largo del gobierno y a lo largo y ancho del país: focalizándonos en las poblaciones más vulnerables.

Este proyecto es el último de las casas gratis que hemos construido en el departamento del Chocó, estas cien casas que estamos entregando completan 1.900 casas de las 100 mil que ya hemos entregado y 30 mil que estamos construyendo también a lo largo y ancho de país.

Y a quién le estamos entregando esas casas gratis. A los más vulnerables, a los más pobres, a los que nunca se habían imaginado que iban a poder tener una casa propia, que frase tan bonita: tener casa no es riqueza pero no tenerla sí es pobreza.

Y así lo hemos entendido en el gobierno, también le hemos dado oportunidades a todos los colombianos que ganan más de un salario mínimo de tener casa propia, es un esfuerzo enorme que nos permitido reducir el faltante de casas en Colombia de personas y familias que quieren su techo propio y lo pueden obtener en un 50 por ciento.

Pocos países en el mundo han logrado reducir en tan poco tiempo en un 50 por ciento lo que se denomina el déficit habitacional.

Quiero agradecerle muchísimo a la Comunidad Diocesana porque ha sido fundamental en la construcción de estas casas.

No muchos constructores se atrevan a venir a Istmina, pero la comunidad ha ayudado enormemente para que esto sea posible y además va a seguir ayudando porque como lo dijo Monseñor, cada uno de los habitantes va a poder escoger el color de su casa y la forma como quiere que luzca para que se apropien de ella, para que la consideren parte de su hogar, para que vivan alegres, para que vivan reconciliados.

Qué bueno también poder venir a colocar la primera piedra, como lo acabo de hacer, en el proyecto que le va a dar agua a Istmina. Necesidades básicas, agua, vivienda, luz, alcantarillado, educación, que cualquier gobierno tiene que tratar de darle a su pueblo y eso es lo que hemos querido hacer durante los años que llevamos de gobierno y lo que vamos a seguir haciendo en el año y medio que nos toca.

Cinco millones 600 mil colombianos hoy tienen agua potable, cuando comenzamos el gobierno no tenían, 6 millones 100 mil que tienen alcantarillado que antes no tenían, saneamiento básico. Hemos logrado reducir la pobreza en 4millones 600 mil colombianos, compatriotas, que ya no están considerados como parte de la pobreza, ha venido creciendo la clase media.

Decretamos la gratuidad para los niños de Colombia del grado cero al grado once en todos los colegios públicos y hemos entregado 38 millones de textos escolares para aquellas familias que no tienen la plata para comprarlos.

Hemos reducido la pobreza extrema a la mitad, todavía nos falta mucho camino por recorrer, aquí en el Chocó nos falta muchísimo pero vamos avanzando por eso ese proyecto de traer agua, haber firmado la fase dos que estará lista en 12 meses, yo espero poder venir, me imagino que en 12 meses estará el Vicepresidente en plena campaña presidencial, entonces no sé si lo pueda invitar o no- pero quiero decir que este es un aporte importantísimo para la calidad de vida de toda la población de Istmina.

Y quiero nuevamente agradecer a la Cooperación Española, lo que ustedes han aportado ha sido muy importante, porque fíjense ustedes, no solamente le Chocó tiene una representación en el gabinete, en uno de los ministerios más importantes para el país.

Cuando hoy el mundo discute lo importante, lo que los países tienen que cuidar, o cuando vemos el cambio climático y los estragos que está produciendo.

Aquí en Colombia con la lluvias o las sequias, con el fenómenos de La Niña, el fenómeno del Niño. Colombia surge como una potencia en materia de medio ambiente, de biodiversidad.

Y por eso el ministerio que hoy ocupa nuestro querido ministro Murillo, es un ministerio tan importante y ha dejado muy bien al Chocó – déjeme decirles a sido un ministro estrella en materia de su competencia-

Y el departamento ha tenido las inversiones más grandes en la historia del Chocó, y me complace muchísimo poder decir eso.

Nunca antes un gobierno había puesto sus ojos tanto como hemos puesto este Gobierno en el Chocó.

Venimos de Nuquí, ahí inauguramos ya el acueducto, 100 por ciento de los habitantes de Nuquí tendrán agua potable. Hoy lo acabamos de inaugurar.

Vamos a Tadó, vamos a Quibdó y algo muy importante, antes de salir de mi Gobierno todos los municipios del Chocó tendrán agua potable, todos.

Y eso es sembrar paz, porque si hemos silenciado los fusiles, en este momento están sucediendo cosas extraordinarias que los colombianos nunca habíamos imaginado.

Monseñor Castaño lo sabe mejor que nadie, que las Farc estén concentrados en unas zonas entregándole sus armas a las Naciones Unidas, para desarmarse y desaparecer como grupo armado.

Y al mismo tiempo, hoy en el Congreso de la República se está discutiendo y mañana se debe votar en el último debate la puesta en marcha de la Justicia Especial de Paz.

Algo que el mundo entero está señalando como un gran ejemplo, como un precedente, como una forma de reconciliar a un país que ha durado más de 50 años en guerra.

Muy importante la votación de mañana, y por eso Vicepresidente espero que todos sus senadores de Cambio Radical estén firmes allá en el Senado de la República depositando su voto por esta jurisdicción especial de paz.

Eso nos va permitir continuar con este proceso de reconciliación que no es fácil, no es fácil después de 50 años de guerra. Tantas heridas abiertas que tienen que cicatrizar.

Pero si todos nos unimos y nos proponemos objetivos ambiciosos vamos a poder reconciliarnos con mucha más facilidad.

Abrir nuestros corazones a aquellos que piensan diferente a uno, respetar esas diferencias, la paz en nuestro hogares, la paz ente las familias, la paz en los colegios, eso es lo que tenemos que seguir construyendo.

En forma paralela haciendo desarrollo, generando oportunidades. El departamento del Chocó que ha sido tan golpeado por la guerra, aquí en Istmina ustedes han sufrido esta violencia como pocos.

Los paramilitares que han estado aquí haciendo estragos, la guerrilla, la minería ilegal que alimenta a los paramilitares y a la guerrilla y a todas las organizaciones violentas.

Ustedes lo han sufrido, pero de la misma forma la paz les va a traer unos altos dividendos. Pero ustedes mismo también tienen que contribuir a la construcción de esa paz.

Paz será escoger el color amarillo en una de esa casas y toda la familia – y padre muchas gracias porque yo sé que usted ha puesto el corazón a este proyecto- y todos pintando y viendo a ver si quedó bien o si quedó mal, alegres como familia, como comunidad.

Y cuando espero volver en 12 meses y abrir la llave y sale el agua, eso es paz también y sigamos construyéndola.

Pero ustedes son los beneficiarios y ustedes deben apropiarse de esa paz. Lo he dicho muchas veces, la paz no es mía, la paz no le pertenece ni al Presidente, ni al Gobierno, la paz le pertenece a todos los colombianos.

Y por eso todos los colombianos tenemos que cuidarla y defenderla, hay enemigos de la paz, hay gente interesada en que la guerra continúe, los vemos todos los días.

Pero el pueblo, ustedes deben decir ¡no hay la menor posibilidad de que permitamos que nadie atente contra la paz!

Esto ha sido duro, hacer la paz –se los digo que he hecho las dos cosas- es mucho más difícil que hacer la guerra, hacer la paz conlleva le el cambio de sentimientos, conlleva el cambio de cultura, la forma diferente de ver la vida, eso es mucho más difícil.

Mucha gente que ha sufrido la violencia, que le cuesta muchísimo perdonar, por eso es tan difícil.

Pero hay que perseverar en la vida, siempre cuando uno tiene objetivos y objetivos frente a los cuales hay un total convencimiento. Y que más importante y objetivo más noble que la paz; eso es lo que le da a uno ánimo para seguir adelante.

Y cuando viene uno a poblaciones como Istmina, recibe este calor humano esta generosidad es cuando uno dice: ha valido la pena, tenemos que seguir empujando.

Y con ustedes seguiremos empujando.

Muchas gracias

(Fin/epr/bco)

Noticias Relacionadas