Saltar al contenido
Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Este es el sitio de archivo de la Presidencia 2015 - 2018,
para información actualizada por favor visite www.presidencia.gov.co

Con la paz en el horizonte, el presidente de Colombia le pide ayuda a Obama

Ir al contenido
 
Noticias
Washington , sábado, 6 de febrero de 2016
SIG - SIG

Con la paz en el horizonte, el presidente de Colombia le pide ayuda a Obama

​Mientras el conflicto de más de 50 años entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC se acerca a una posible resolución, el presidente Juan Manuel Santos visitó la Casa Blanca el jueves para pedirle al presidente Barack Obama nuevos fondos de ayuda externa para ampliar los servicios de salud y educación a zonas que estaban bajo el control de los rebeldes. Judy Woodruff se sienta con Santos a comentar este punto de inflexión.

POR LARISA EPATKO

El presidente colombiano Juan Manuel Santos dijo el jueves en PBS NewsHour que, tras cinco décadas de guerra civil, “mi país se merece tener paz”.

Santos defendió un próximo acuerdo de paz con los rebeldes de las FARC contra los críticos que han dicho que este exculparía actos criminales del pasado.

“Hemos reintegrado más de 50,000 combatientes, exparamilitares y miembros de la guerrilla” a la sociedad, a través de un largo proceso, dijo. Muchos excombatientes tendrán que regresar a la escuela, “niños que solamente saben cómo disparar”.

Además de apoyo al plan de paz, Santos dijo que está buscando ayuda de los EE.UU. para combatir el virus del Zika, que ha explotado en Centro y Suramérica desde el año pasado.

“Estamos monitoreando la situación muy de cerca”, dijo Santos, y añadió que la cooperación con Estados Unidos para adelantar más investigaciones sobre el virus, que puede causar deformaciones en los bebés, ayudará a ambos países a estar mejor preparados.

JUDY WOODRUFF: Hoy al final de la tarde, la Casa Blanca anunció la propuesta de un paquete de ayuda de 450 millones de dólares para la nación de Colombia. Los dos países también acordaron cooperar para combatir el virus del Zika, presente ahora en la mayor parte de Suramérica.

La mayor parte de la financiación propuesta iría a reforzar un prolongado programa de ayuda llamado Plan Colombia, con lo que el presidente Obama denominó como Paz Colombia, para cimentar un acuerdo de paz liderado por el presidente colombiano.

Juan Manuel Santos vino a la Casa Blanca esta tarde en un momento crítico de la historia de su nación: el fin potencial de la guerra más prolongada en América Latina. Han pasado más de 50 años de lucha entre el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, el grupo de izquierda conocido por su sigla en español, FARC.

Este ha causado la muerte de más de 220,000 personas, y millones más desplazadas. Pero tras tres intentos fallidos de acuerdos de paz, y cuatro años de conversaciones, un acuerdo puede estar a la vista. Hasta ahora, las negociaciones que se adelantan en Cuba han llegado a acuerdos sobre reforma agraria, tráfico de drogas ilegales, liberación de prisioneros, y esfuerzos para encontrar personas desaparecidas.

Iván Márquez es el negociador jefe de las FARC.

IVAN MARQUEZ, Negociador jefe, FARC (por medio de un traductor simultáneo): Este proceso de paz ha progresado como ningún otro en Colombia. No debe tener la confrontación armada como telón de fondo, ni el triste fallecimiento de jóvenes soldados uniformados, policías y guerrilleros. Solamente en una atmósfera de confianza y armonía podemos acordar lo que se necesita para llegar al acuerdo final.

JUDY WOODRUFF: Si eso sucede, el gobierno tendrá que ampliar los servicios de salud y educación a zonas controladas por los rebeldes. Es un trabajo que se vuelve aún más desafiante por el brote del virus del Zika y su vinculación con defectos de nacimiento. Se han confirmado más de 20,000 casos en Colombia, entre ellos alrededor de 2,100 mujeres embarazadas.

Como resultado de ello, el presidente colombiano solicitó hoy al presidente Obama una nueva e importante asistencia.

PRESIDENTEE BARACK OBAMA: Así como Estados Unidos ha sido socio de Colombia en tiempos de guerra, le indiqué al presidente Santos que seremos sus socios en la lucha por la paz.

JUDY WOODRUFF: En efecto, a lo largo de los últimos 15 años, Estados Unidos ha suministrado casi 10 mil millones de dólares en ayuda antinarcóticos y contrainsurgencia a través de un programa llamado Plan Colombia. Y ayer en las conversaciones en Cuba, un líder de las FARC instó a Estados Unidos a contribuir para una paz duradera.

PASTOR ALAPE, Negociador, FARC (por medio de un traductor simultáneo): Un país que ha estado comprometido con el conflicto en Colombia también debe comprometerse en la construcción de una nueva era, con recursos para la paz, para la reconciliación, y para la prosperidad de todos los que sufrieron, con énfasis en las víctimas.

JUDY WOODRUFF: Ahora, para ambas partes en Colombia, las piezas parecen estar quedando en su sitio. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó una misión para monitorear un eventual acuerdo, una movida que Santos elogió la semana pasada.

PRESIDENTE JUAN MANUEL SANTOS, Colombia (por medio de un traductor simultáneo): La decisión que tomó por el Consejo de Seguridad significa que ya no estamos solos. Tenemos la ayuda de las Naciones Unidas, de todo el mundo para ponerle fin a esta guerra. Es la mejor garantía de que esto va a suceder.

JUDY WOODRUFF: Un acuerdo general de paz podría finalizarse tan pronto como el mes entrante.

Hoy, más temprano, me senté a conversar con el presidente Juan Manuel Santos de Colombia.

Bienvenido, presidente Santos, a los Estados Unidos.

Usted llega en un momento que muchos ven como un punto de inflexión para su país. ¿Usted lo ve así?

PRESIDENTE JUAN MANUEL SANTOS: Sí. Hemos estado en guerra durante 50 años, el único y el más prolongado conflicto armado existente hoy en todo el hemisferio occidental.

Y estamos próximos a firmar un acuerdo de paz que le pondrá fin a este conflicto, de manera que es un punto de inflexión para Colombia.

JUDY WOODRUFF: Cómo – los estadounidenses han pensado durante décadas que Colombia es un lugar manejado por carteles de la droga, atormentado por un conflicto interno. Para ellos es difícil entender cómo ahora finalmente puede hacerse la paz con estos rebeldes izquierdistas. ¿Cómo explica usted eso?

PRESIDENTE JUAN MANUEL SANTOS: Pues bien, se han dado cambios sustanciales en Colombia, gracias de muchas formas a la ayuda que hemos recibido de los Estados Unidos. El Plan Colombia, que se lanzó en el año 2000, fue lanzado en un momento en el que Colombia estaba al borde de ser declarado un estado fallido. Y, como lo dice usted, éramos un país que siempre era relacionado con el tráfico de drogas, la violencia, homicidios y secuestros.

Pero hoy, el país es fundamentalmente diferente. Hoy somos líderes en crecimiento económico, líderes en la reducción de la pobreza, líderes en la región en la generación de empleo. Nuestra democracia está funcionando. Nuestra seguridad ha mejorado tremendamente.

Y estamos próximos a firmar un acuerdo de paz que abrirá oportunidades que Colombia nunca se había imaginado, porque la mayoría de los colombianos han vivido durante todas sus vidas en un país en guerra.

JUDY WOODRUFF: Pero el acuerdo no se ha concretado aún. Todavía hay obstáculos que deben ser superados. ¿Cómo se reintegra a estos combatientes que han pasado años y años pensando que ellos son opositores del gobierno? ¿Cómo los reintegra a la sociedad normal?

PRESIDENTE JUAN MANUEL SANTOS: Tenemos experiencia, porque hemos reintegrado más de 50,000 combatientes, exparamilitares y miembros de las guerrillas. Los hemos desmovilizado y reintegrado a la sociedad.

Hay un proceso, incluso un proceso psicológico. Muchas veces, ellos tienen que volver a la escuela; niños que solamente saben cómo disparar. Ellos nacieron en campamentos guerrilleros. Y ellos tienen que ser reentrenados y reeducados. Y hay un proceso. Es engorroso. Es difícil, pero es necesario.

JUDY WOODRUFF: Usted también está pidiendo que este grupo, las FARC, estos luchadores rebeldes sean retirados de la lista de grupos terroristas de los EE.UU.

¿Cómo justifica darles un salvoconducto a personas que son responsables de innumerables muertes, cuántas son, varios cientos de miles de muertes en su país, y eso sin mencionar el papel que han jugado en el tráfico de drogas, en la producción de cocaína? ¿Cómo es que se merecen el perdón?

PRESIDENTE JUAN MANUEL SANTOS: Primero que todo, no los vamos a perdonar. Los más responsables estarán sometidos a la justicia transicional. Serán investigados. Serán juzgados. Serán condenados, y serán sancionados.

Este proceso es un proceso sin impunidad. Y hemos tenido mucho cuidado para que esto sea así. Ahora, estamos tratando de ponerle fin a una guerra, una guerra que ha costado más de 250,000 personas muertas, más de siete millones de personas desplazadas. Y tenemos que hacer la transición a la paz.

De manera que hay que encontrar un equilibrio. Y eso es lo que creo que hemos encontrado, un equilibrio correcto. Un acuerdo de paz nunca es perfecto. Siempre habrá personas de uno o del otro lado criticándolo.

JUDY WOODRUFF: Pero yo sé que usted sabe, señor presidente, que usted tiene gente en Colombia, gente aquí en Washington que están diciendo que les perturba la idea de que ellos no solo no van a enfrentar una retribución seria, sino que ellos, que esto en realidad los va a fortalecer, y que podrían regresar a cometer actos terroristas en el futuro.

PRESIDENTE JUAN MANUEL SANTOS: No, porque si lo hacen, ellos serán, ellos perderán todos los beneficios. Irán a prisión a través de la justicia ordinaria; 50, 60 años de cárcel. Ellos saben eso.

Y por eso estoy seguro de que ellos tendrán mucho cuidado de no continuar sus actividades criminales. Pero lo que queremos es terminar la guerra. Nos estamos sentando con ellos desde una posición de fortaleza. Hace 10 o 15 años, esto habría sido imposible. Pero yo creo que mi país se merece tener paz tras 50 años de guerra.

JUDY WOODRUFF: Estados Unidos ya le ha dado a Colombia unos 10 mil millones de dólares a lo largo de varios años, bajo el llamado Plan Colombia que usted mencionó. Usted está pidiéndole más dinero a Estados Unidos.

Este es un momento en el que, sí, puede haber un acuerdo de paz, pero sigue habiendo un problema grave en su país con la producción de cocaína, el tráfico de drogas, y otros temas. ¿Cuál es el raciocinio para que Estados Unidos deba seguirle dando dinero a Colombia?

PRESIDENTE JUAN MANUEL SANTOS: Bien, el Plan Colombia es probablemente la iniciativa bipartidista de política exterior más exitosa que Estados Unidos ha lanzado en el pasado reciente, en las últimas décadas. Es muy exitoso.

Éramos un país que estaba destruido, en la peor recesión de su historia, al borde de ser declarado un estado fallido. Hoy, somos una democracia floreciente. Tenemos una economía fuerte. Hemos progresado enormemente. De manera que esos son resultados del Plan Colombia.

Ahora bien, el Plan Colombia nos permitió y nos está permitiendo terminar el conflicto. Y yo creo que esta es la frutilla del postre de esta política. Ahora tenemos que -juntos- y Colombia es el más importante, y yo lo llamo socio estratégico, que tiene Estados Unidos al sur del Río Grande.

Así que ahora, Estados Unidos quiere ayudarnos en la construcción de la paz. Uno termina el conflicto, y empieza a construir la paz. Y por eso es la cooperación de los dos países, porque no olvide que el 95 por ciento del Plan Colombia fue financiado con nuestros propios recursos.

JUDY WOODRUFF: ¿Hay algo esperanzador, rápidamente, que usted pueda decir, señor presidente, sobre drogas, producción de cocaína, exportación, francamente, la crisis de la droga que todavía existe en Colombia, y cómo afecta a las Américas?

PRESIDENTE JUAN MANUEL SANTOS: Bien, hemos disminuido el número de familias que están dedicadas al cultivo de coca en dos terceras partes. Y hemos atrapado, hemos incautado, el año pasado, por ejemplo, más cocaína que nunca.

Hemos aprendido cómo desmantelar los grandes carteles de la droga. Pero si ustedes siguen demandando cocaína aquí en los Estados Unidos o en Europa, siempre van a tener a alguien que se la suministre.

JUDY WOODRUFF: Un punto justo sobre la demanda.

Y para finalizar, señor presidente, usted tiene una nueva preocupación con el virus del Zika. Hay algo así como 20,000 casos en su país, como lo reportamos, 2,100 mujeres embarazadas con este virus.

¿Cómo están manejando esto? ¿Qué tan preocupado está usted?

PRESIDENTE JUAN MANUEL SANTOS: Estoy muy preocupado, porque esto es, para nosotros, algo nuevo. Es nuevo para el mundo. Sabemos muy poco acerca de las consecuencias del Zika.

Ahora tenemos alguna evidencia de que las mujeres embarazadas pueden dar a luz bebés con una enfermedad muy grave, la microcefalia. Tenemos algunas evidencias de que esto puede producir una enfermedad llamada Guillain-Barré en personas normales.

En qué medida, cuántas personas que están infectadas con la enfermedad tendrán estas consecuencias, aún no lo sabemos. Hubo una reunión, una reunión de emergencia de todos los ministros de salud en Uruguay hace dos días. Estamos monitoreando la situación muy de cerca.

Y este es uno de los temas en los que también estamos cooperando con los Estados Unidos para ver si podemos hacer más investigaciones sobre este tipo de enfermedad para estar mejor preparados para el futuro.

JUDY WOODRUFF: Ciertamente le deseamos lo mejor con eso, como lo hacemos con todos los demás lugares que están lidiando con él.

Presidente Juan Manuel Santos, le agradecemos mucho.

PRESIDENTE JUAN MANUEL SANTOS: Gracias a usted por esta oportunidad.

Fuente: http://www.pbs.org/newshour/bb/with-peace-on-the-horizon-colombias-presidente-asks-obama-for-aid/

Noticias Relacionadas