Saltar al contenido
Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Este es el sitio de archivo de la Presidencia 2015 - 2018,
para información actualizada por favor visite www.presidencia.gov.co

Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en el conversatorio sobre medidas adoptadas frente al virus del zika

Ir al contenido
 
Noticias
Bogotá , sábado, 6 de febrero de 2016
SIG - SIG

Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en el conversatorio sobre medidas adoptadas frente al virus del zika

-​

Queríamos hacer una actualización sobre la situación del zika después del viaje que hizo el Ministro (de Salud, Alejandro Gaviria) a Montevideo a reunirse con todos los ministros de la región,

Después, de mi viaje a Estados Unidos, donde este fue uno de los temas que yo comenté y discutí, y donde va a haber una colaboración por parte de Estados Unidos. Y cuál es la situación en este momento.

Quiero recordarles a los colombianos y al mundo entero que el primer caso de zika se presentó el 16 de octubre del año pasado. Se presentó en Turbaco, en el departamento de Bolívar.

Ahí comenzó esta epidemia a crecer. Hoy, registrados, hay 25.645 casos. Tenemos comprobados, registrados.

De esos casos, 3.177 son mujeres embarazadas.

¿Qué hemos podido, hasta el momento, descubrir sobre los efectos de estos casos en esas dos enfermedades y síndromes, que son la microcefalia, los bebés que nacen de mujeres embarazadas que han tenido zika y del síndrome de Guillain-Barré?

Hasta el momento lo que se ha podido percibir en Colombia es que los casos del síndrome de Guillain-Barré, el síndrome de Guillain-Barré, frente al número de casos que se tenía anteriormente, es un incremento del 66 por ciento.

En cuanto a los casos de bebés nacidos con microcefalia, de mujeres que han tenido el zika, no se ha presentado ni un solo caso. Ni uno.

Colombia tiene un sistema de salud que ha sido considerado por el mundo entero y por la Organización Panamericana de Salud y la Organización Mundial de la Salud como un sistema bastante bueno, con una buena institucionalidad, y un sistema serio.

En el caso anterior del chikunguña, que también fue algo que no teníamos ningún tipo de experiencia frente a esta epidemia, ese caso lo manejamos, lo manejó el Ministerio de Salud, el Gobierno, también con mucho profesionalismo.

Coincidencialmente, el primer caso de chikunguña se presentó un año antes del primer caso del zika y en el mismo departamento, el departamento de Bolívar. El primer caso de chikunguña fue en septiembre de 2014. En Mahates, Bolívar.

Frente a ese caso se hizo una proyección, unos modelos que tienen el Ministerio, el Instituto Nacional de Salud, los expertos. Y se proyectó que la epidemia crecería y afectaría a unas 700 mil personas.

Y así fue. Sucedió más o menos lo que se había hecho en las predicciones y en las proyecciones que se habían hecho, de acuerdo a los modelos.

Se logró contener, la epidemia, comenzó ya su descenso y en octubre  del año pasado, el mismo mes que comenzó el zika, se declaró que esa epidemia había sido, el término es cerrada. Es decir, que el ciclo había terminado.

La forma como las autoridades y el Gobierno manejaron el tema del chikunguña ha sido resaltada por varias organizaciones internacionales como un modelo, como un ejemplo.

Y algo parecido estamos haciendo con el zika. Se está haciendo una proyección –tenemos los casos que les mencioné, algo más de 25 mil casos– y la proyección es que podemos llegar a tener 600 mil casos. Eso es lo que se está proyectando, antes de tener el techo y después comenzar el declive, que así se comportan esas epidemias.

De esos 600 mil casos, por los porcentajes y las proyecciones, podrían presentarse unos mil casos de personas afectadas por el síndrome del Guillain-Barré.

Y quiero recordar que el síndrome del Guillain-Barré tiene un porcentaje relativamente bajo de mortalidad: 4 por ciento.

De esos 600 mil casos se tenía una proyección, hace una semana, de unos 500 casos de microcefalia.

Pero lo que ha sucedido en estos últimos días, la evidencia también que se ha implementado en otros países, esto fue discutido por el Ministro con los ministros de Salud de otros países. Los 23 países que hoy están siendo afectados o que podrían ser afectados en el zika, ponen en serias dudas esas proyección de los 500 casos de microcefalia.

O sea que aquí no tenemos certidumbre sobre la relación entre microcefalia y el zika. No tenemos esa certeza y eso es parte de la investigación y de los estudios que se están haciendo.

En la reunión del Ministro  en Montevideo se hizo mucho énfasis en la decisión de que todos los países transmitieran la información en forma oportuna y en forma precisa y transparente.

Muy importante tener la información lo más rápido posible para hacerle un buen seguimiento a este fenómeno que, repito, es un fenómeno nuevo sobre el cual se sabe muy poco.

Y fue por eso que le planteamos al Presidente Obama. Y tuvimos una respuesta inmediata y muy positiva, muy afirmativa.

Le planteamos la necesidad de trabajar juntos y hacer investigaciones conjuntas, de tener toda la colaboración del Centro de Investigaciones de Enfermedades de esta naturaleza. Se llama el CDC esta institución. Y la respuesta fue inmediata.

El Presidente Obama dijo listo, estamos listos. Ya se pusieron de acuerdo, en contacto con nuestro Instituto Nacional de Salud. Van a venir esta semana, una delegación de este centro en Estados Unidos.

Y ya inclusive nos han ofrecido la transferencia de tecnología como por ejemplo para poder hacer una prueba mucho más precisa del tipo de enfermedades que pueden tener las personas contagiadas.

Porque el mismo vector, el mismo mosquito, transmite fiebre amarilla, transmite dengue, transmite el chikunguña y transmite el zika.

Y es muy importante que los exámenes que se hagan determinen con precisión cuál de estas cuatro enfermedades tiene el paciente, porque si se piensa que tiene zika y en el fondo tiene dengue, pues ahí el paciente podría estar en problemas.

Y esa tecnología nos han dicho de Estados Unidos, le han dicho al Instituto Nacional de Salud que estará lista el primero de marzo.

Esto es un paso importantísimo para nosotros en el control y la administración de esta situación.

Vamos a hacer un esfuerzo con los demás países para efectos de los medicamentos necesarios para afrontar el síndrome de Guillain Barré.

Eso lo discutió el Ministro. Ahora le pediré al Ministro que entre en más detalles para hacer unas compras centralizadas porque se estaba presentando una escasez en algunos países sobre este medicamento.

Ahora bien, aquí se ha venido haciendo lo que corresponde, nosotros siempre hemos seguido unos principios básicos que son necesarios en este tipo de situaciones.

El principio de prevención. En toda política pública, pero sobre todo en las políticas de salud, la prevención siempre es más efectiva y más barata.

Entonces aquí hay que aplicar ese principio de prevención y también, en estas situaciones hay que aplicar el principio de la precaución. Prevención y precaución.

En ese orden de ideas, para prevenir hay tres objetivos.

El personal. Las personas cómo pueden protegerse de esta enfermedad, de esta epidemia.

Con lo que ya se ha venido diciendo, el uso de repelentes, usar manga larga, usar toldillos por las noches, para dormir con toldillos.

En los hogares, ahí hay que también hacer una labor importante. Está comprobado que si se hace eso, se disminuye considerablemente la propagación de esta enfermedad. Todos los depósitos de agua taparlos o no tenerlos. Los floreros, todo lo que pueda recoger agua fresca, donde se multiplican los mosquitos en los hogares, hay que eliminarlo.

Y también las comunidades, la colaboración de las comunidades es absolutamente indispensable.

Lo que llaman los inservibles, las llantas, todo donde se pueda recoger agua, depósito de agua y servir para propagar el mosquito, las comunidades tienen que hacer todo un esfuerzo para quitar esos inservibles de los sitios.

La fumigación se debe conservar en ciertos sitios.

El Ministerio y el Instituto Nacional de Salud tienen ya unos modelos que nos van a servir mucho para poder focalizar los esfuerzos de prevención y los esfuerzos para poder atacar esta enfermedad.

Ya tienen modelos georreferenciados para determinar en qué sitios del país y dentro de las ciudades –porque este es un fenómeno evidentemente urbano– en qué sitios está concentrada la propagación de los mosquitos.

Y ahí es donde vamos a concentrar los esfuerzos de fumigación y ahí es donde deben concentrarse los esfuerzos también de las comunidades para eliminar los inservibles y ahí es donde los hogares y los que viven ahí y las personas deben reforzar esas medidas preventivas.

Vamos a llegarle a esas zonas –y esto es algo que acabamos de decidir– a través de nuestro ‘ejército social’.

El país cuenta con una infraestructura social que es la que nos ayuda a luchar contra la pobreza, que llega a los sitios más remotos, que está compuesta de 8 mil miembros de nuestra Red Unidos, lo que yo llamo los gestores para ayudar en la lucha contra la pobreza.

Esas personas las vamos a entrenar para que puedan llegar y ayudar a mitigar el efecto de este problema, el efecto de esta enfermedad.

Hay 50 mil madres líderes del programa Familias en Acción que también nos pueden ayudar mucho y las vamos a utilizar.

El DPS tiene 35 oficinas por todo el país y a través de esas oficinas también vamos a repartir por ejemplo, darle a todas esas familias que están concentradas en los sitios más propensos, repelentes.

Estamos ya gestionando con la institución Colombia Compra Eficiente, la compra de repelentes, compra masiva de repelentes, para distribuirlos en estos sitios a través de nuestro ‘ejército social’.

Yo quería como darles una información adicional que el Ministro y el Viceministro (de Salud, Fernando Ruiz), que ha estado en la llamada Vuelta a Colombia haciendo una labor de pedagogía, de explicarle a la gente de qué se trata, ¿por qué no nos cuenta un poco qué es lo que han hecho?

La Directora del Instituto Nacional de Salud (Marta Lucia Ospina) quien ha estado muy pendiente de todo esto, para ilustrar qué más le podemos decir a la población que le sirva a la población y que nos sirva a nosotros para estar pendientes de este fenómeno.

Tengan la seguridad que el Gobierno desde el primer día ha estado muy pendiente, el Ministro y el Viceministro, pues todo el personal, qué nos cuente usted Ministro más detalles sobre sus reuniones, sobre qué se está diciendo en el mundo.

Yo les quiero contar también lo que se ha acordado en Estados Unidos sobre investigación.

(…)

De todas formas el Ministerio y todas las autoridades van a estar permanentemente informando la evolución de este fenómeno, van a estar haciendo pedagogía sobre las mejores prácticas para mitigar sus efectos, para defenderse de esta epidemia.

Vamos a estar pendientes con los demás países haciendo investigación.

Yo quiero informarles que con Estados Unidos ya hay un acuerdo, el Presidente Obama inmediatamente dio las instrucciones.

Como dije, ya viene una delegación de las autoridades norteamericanas, expertas en este tema, la semana entrante.

Lo que acordamos fue compartir todas las experiencias que hasta el momento se tienen para acelerar la investigación, porque como se sabe tan poco en el diagnóstico, en las vacunas y en el control del zika. Entender mejor la relación entre el zika y la microcefalia, que todavía, como los datos lo están diciendo, no sabemos bien si hay o no hay relación. Y si la hay, en qué magnitud y otras condiciones neurológicas en el impacto del zika en la salud de los niños en general.

Estimar la incidencia de la microcefalia respecto el número de casos que existen en Colombia. Y nos encontramos con que no hay todavía casos de microcefalia.

Evaluar también los riesgos del zika con el síndrome del Guillain-Barré.

Y acordamos desarrollar cuatro líneas de investigación priorizadas con el Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidos y con el Instituto Nacional de Salud.

El primero es mejores prácticas para eliminar el mosquito. Eso tenemos que hacer un gran esfuerzo. Acuérdense que este mosquito –repito- es el que trasmite fiebre amarilla, dengue, chinkunguña y zika. Y si lo eliminamos pues sería ya un paso importantísimo.

Segundo, hacer pruebas conjuntas en el chinkunguña, en el dengue y en el zika para poder ver la relación de uno y otro.

El desarrollo de métodos para diagnósticos después de que ya paso la enfermedad. Eso es muy importante para conocer esto qué es y cómo nos afecta. Y una medición del aumento de las consecuencias entre ellas la microcefalia, Guillain-Barré, por el zika.

Todo esto es algo que tenemos que investigar conjuntamente. Las capacidades ya de laboratorio, de tecnología que tiene Estados Unidos, son muy grandes, muy importantes y van a estar a nuestra disposición para también reforzar lo que el Instituto Nacional de Salud especialmente hace en este frente.

(…)

Yo creo que con esta información y repito, las autoridades, el Ministerio de Salud, el Instituto Nacional de Salud, van a estar periódicamente informando sobre la evolución de todo lo que está pasando frente al zika y lo que el Gobierno está haciendo.

Creo que estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos en este momento. No vamos a ahorrar ningún esfuerzo para poder ser exitosos, como creo que lo fuimos en el caso de chinkunguña.

Muchas gracias.

Noticias Relacionadas