Saltar al contenido
Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Este es el sitio de archivo de la Presidencia 2015 - 2018,
para información actualizada por favor visite www.presidencia.gov.co

Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la presentación del libro Revolución de la Infraestructura, Colombia más cerca

Ir al contenido
 
Noticias
Bogotá , jueves, 2 de agosto de 2018
Sistema Informativo del Gobierno - SIG

Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la presentación del libro Revolución de la Infraestructura, Colombia más cerca

Esta mañana estaba en el sur de Bolívar recibiendo el primer Plan de Desarrollo con Enfoque Territorial que ha sido elaborado por las comunidades. Es uno de 16 planes que deben terminarse de diseñar y formalizar de aquí al final del año, otro elemento sui generis de los Acuerdos de Paz.

Les explicaba a los representantes de los municipios; son siete, seis de Bolívar y uno de Antioquia, Yondó, que me hicieron muchas preguntas: para dónde va este proceso, cúal es la importancia de este plan.

Les decía el proceso de paz se hizo con una serie de criterios de largo plazo y ambiciosos y hemos logrado un acuerdo que es tal vez el más profundo, el más completo, el más audaz, de cualquier acuerdo de paz que se haya firmado en la historia del mundo.

Y no lo dice el gobierno, no lo dice el Presidente; lo dicen todos los analistas internacionales, lo dice el Instituto kroc, de la Universidad Notre Dame, que se ha especializado en hacer seguimiento a los acuerdo de paz.

Les decía que este acuerdo tiene elementos muy importantes que son nuevos. Todos los acuerdos se limitan a desmovilizar a la insurgencia a desarmarla y a reintegrarla a la vida civil y política.

Nosotros quisimos ir más allá en varios aspectos, uno de ellos muy importante para que no hubiese impunidad. Primera vez también que las dos partes se ponen de acuerdo para crear un sistema especial de justicia, la justicia transicional, siguiendo los parámetros internacionales, el Estatuto de Roma y nuestra Constitución.

Ese sistema ya está funcionando, pero la parte más novedosa y más audaz fue que dijimos: aquí esta guerra le ha costado mucho al país, mucho a las comunidades, porque la guerra ha sido más violenta, donde se ha concentrado, entonces hay que hacer una acción afirmativa en esas regiones, identificamos 170 municipios, 16 regiones.

Vamos a hacer unos planes de desarrollo muy ambiciosos, pero vamos a hacerlo de una forma diferente, no vamos a pedirle a Planeación Nacional que elabora los planes desde las oficinas de Bogotá, serán elaborados por las comunidades.

Se inició un proceso fascinante más de 240 mil personas han participado en la discusión, análisis para elaborar estos planes. Viene de abajo para arriba, las comunidades discuten, después se concentra en los municipios, los alcaldes intervienen, después con los gobernadores y de ahí quedan elaborados.

Hoy me entregaron el primero, ya está costeado, 2.1 billones de pesos, son 673 proyectos de todo tipo: carreteras, colegios, hospitales, proyectos productivos, hay de todo tipo de proyectos que han sido priorizados por las gentes.

Les decía, miren lo importante que es hacer las cosas con cierto orden con cierta responsabilidad y utilicé la Revolución de la Infraestructura como ejemplo.

Cuando iniciamos el gobierno lo iniciamos pensando a largo plazo y tomando los pasos que había que tomar para que esa travesía fuese fructífera.

Recuerdo con Germán como discutíamos que no había un banco de proyectos, que venían los inversionistas a decir: bueno, quiero invertir en Colombia, donde invierto y no sabían dónde invertir porque no había proyectos, no había planeación.

Aquí se licitaban los proyectos a la carrera y después se hacían los ajustes en el camino por eso los proyectos quedaban a medio hacer o terminaban costando el doble, el triple y a hasta 20 veces lo que inicialmente se suponía iban a costar.

Dijimos, vamos a trazar una hoja de ruta. Primero, sentar unas bases sólidas y esas bases tienen que pasar con reformar todas la institucionalidad del sector de la infraestructura, porque la que tenemos no sirve, no es recuperable.

Hay otras entidades y otros sectores que logramos recuperar haciendo transformaciones. Esta era irrecuperable, entonces creamos una nueva institucionalidad y pusimos en marcha el paradigma de la estructuración.

Hicimos aprobar un Estatuto Anticorrupción donde dice claramente que no se pueden licitar proyectos sin estar debidamente estructurados, y eliminamos los anticipos.

Hicimos una serie de reformas que demoró el inicio del proceso.

Nos criticaron y parte del costo político que asumió el gobierno y el ministro de entonces, es porque la gente decía: bueno, cuando van a comenzar y ver las carreteras, las obras y realmente había razón para decir eso porque estábamos planeando bien.

Lo que se planea bien, a la larga produce resultados, esto se planeó bien y está produciendo resultados que hasta ahora, diría yo, estamos en las fases iniciales, porque el programa, la hoja de ruta que acordamos con la Cámara de la Infraestructural para el año 2035 es una hoja de ruta muy ambiciosa, como deben ser todos los proyectos.

Ponerse objetivos ambiciosos, inalcanzables para mucha gente y al criterio de los que no piensan en grande y después luchar y perseverar por lograrlos.

Esa ha sido en cierto forma el éxito del proceso de paz, pusimos unos objetivos y perseveramos hasta lograrlos.

Y este ha sido éxito de la Revolución de la Infraestructura, nos pusimos unos objetivos muy altos, muy grandes y ahí estamos perseverando. Nos falta mucho camino todavía por recorrer por lo hecho es algo realmente importante porque está cambiando la faz de Colombia en materia de infraestructura.

Me causo una gran satisfacción cuando estuve el sábado pasado con varios de ustedes inaugurando el Viaducto de la Ciénaga de la Virgen, bautizado el Viaducto de la Paz. Me produjo especial satisfacción porque fue una obra que se anticipó cuatro meses.

Costó exactamente lo dicho desde el principio y la ingeniería utilizada no tiene que enviar a ningún país del mundo, decía con mucho orgullo cómo colombiano. Algunos de mis contradictores se burlan, cuando digo que estamos construyendo viaductos, túneles, autopistas y aeropuertos que nada tienen que envidiarle a los alemanes y a los suizos.

Eso no es del gobierno, es de ustedes los ingenieros, de la mano de obra colombiana.

Es que acaso los ingenieros colombianos no son igualmente capaces que los ingenieros alemanas, italianos, ¿la ingeniería no es la misma? Entonces por qué no podemos construir esos viaductos, esos túneles esas autopistas.

Así iniciamos este proceso. Que ha tenido dificultades como cualquier proyecto, como cualquier empresa. Que nos hemos encontrado con obstáculos y demoras, también, pero afortunadamente hemos tenido la suerte de tener una gente, un equipo y unos socios maravillosos.

Quiero rendirles homenaje a todos los ministros y funcionarios que han venido trabajando durante estos ocho años, porque todos pusieron pasión, pusieron empeño, a veces hasta demasiado. Le decía a Germán Vargas, despéinese un poquito, parase un tractor, pero eso movió mucho este elefante blanco que es el gobierno y sobre todo en este tema de la infraestructura.

Me gusta mucho resaltar algo que ustedes deben cuidar porque han insistido: la transparencia, la forma como se ha hecho, porque seamos francos, generalmente, no solo aquí en muchos países, donde se concentraba la corrupción era en las obras de infraestructura, y ahí era donde los que querían beneficiarse del Estado por vías ilícitas más daño hacían.

Hicimos un esfuerzo para combatir eso y creo que ha tenido éxito.

Cuando al Director de Invías le pregunto tal licitación, cuándo, cuándo tal proyecto, ,cuántos proponentes, y me dice: 50, 55, en esta 60, siento un gran alivio, es un significado muy claro de la confianza de los proponentes en la manera como se están abriendo a las licitaciones y adjudicando los contratos.

Cuando le dijo a Germán, en qué tal proyecto vial, entonces se mete al computador, que puede hacerlo cualquier colombiano, me dice va en esto y estas son las situaciones y eso lo puede ver cualquier colombiano.

Por eso tal vez el proyecto de ingeniería más ambicioso que ha tenido este país, que es las 4G, se han abierto licitaciones sin precedentes. No hemos tenido un solo proponente que haya ganado o perdido que haya criticado el proceso, ni uno solo.

Eso dice mucho de la forma como se está haciendo este proyecto, como se está adelantado esta revolución.

Y les dije esta mañana a los amigos de Santa Rosa que la paciencia muchas veces es gran consejera y es muy importante porque ustedes han logrado participar en la elaboración de su futuro porque estos proyectos son su futuro.

Aprópiense de esos proyectos, son de ustedes, defiéndalos y sean vigilantes, que de que se ejecuten bien y lo mismo podemos decir de esta Revolución de la lnfraestructura, esto no es del gobierno, es de los colombianos, de ustedes, de los que van a perdura en el tiempo, que van continuar esta revolución, van a continuar construyendo los proyectos, quedan muchos por construir.

Qué bueno que ya podemos mostrar un porcentaje importante de proyectos. Los que no han venido a Colombia durante mucho tiempo dicen que es otro país, comenzando por el Aeropuerto El Dorado, a la gente se le olvida lo que era hace 8 años, tenía 50 mil metros cuadrados y hoy tiene 250 mil metros, no tiene nada que envidiarle a ningún europeo o americano, primero en carga, tercero en pasajeros, eficiente como pocos..

Hemos intervenido 56 aeropuertos, aunque hemos intervenido 91, pero 56 en algo importante.

Los puentes construidos, cuando digo ese número la gente queda muy sorprendida porque hago ese examen: cuántos puentes hemos construido, me dicen, 50, sea exagerado, bueno 100, más de mil puentes construidos o en construcción, 400 y pico construidos y 600 y pico en construcción.

Y cuando damos la cifra de kilómetros de dobles calzadas, desde Bolívar hasta el 2019, entre el 2010y el 2018, el doble de lo construido en toda la historia y 900 más es decir 1.400 y 900 más.

Esa es una revolución que va a plena marcha. Y les dijo a ustedes defiéndela, manténgala, afortunadamente mi sucesor se ha dado cuenta de eso y tiene un criterio apropiado y conveniente, me ha dicho y en público yo voy a continuar con lo que está funcionando, voy a corregir lo que no está funcionando, y es lógico, y voy a tener unas iniciativos propias, todo gobierno debe tener iniciativas propias.

Si hay algo que por su propio peso es evidente y se debe continuar es esta Revolución de la Infraestructura que es imparable así como la paz es irreversible.

Esto tiene que continuar porque además estamos realizando otro sueño, porque queremos vivir en paz en un país con una buena infraestructura.

Es cierto que la infraestructura fue siempre la sacrificada por los ministros de Hacienda, cuando hay problemas fiscales, yo lo digo sacrifiqué a comienzos de siglo, esas decisiones de coyuntura obligadas, o por las políticas son muy costosas en el largo plazo.

El atraso en la infraestructura nos estaba costando, nos falta mucho pero nos desatrasamos en ese frente, era necesario, lo estamos logando y bien hecho, se ha hecho bien por ustedes, porque tenemos unos socios maravillosos, el sector privado le ha puesto el corazón, no tengo sino palabras de agradecimiento.

Gracias por esta condecoración, me sorprendió porque tengo prohibido condecoraciones al Presidente pero la recibo con mucho cariño y mucha emoción.

Yo prácticamente desde que comenzó la Cámara de la Infraestructura he asistido a su asamblea a su congreso prácticamente todos los años.

Uno ve cómo crece la audiencia y cómo crecen los afiliados y cómo crece este proceso de infraestructura, nada mejor para un país que esto.

También les digo con mucha frecuencia el ejemplo del presidente Franklin Roosevelt que lo recuerdan más hoy, no por haber ganado la guerra, no por haber logrado la paz, sino por las obras de infraestructura; lo dicen muchos historiadores, analistas del pasado.

Espero que mi nieta cuando este grande recuerde que su abuelo hizo la paz e inició una Revolución de la Infraestructura que debe continuar permanentemente, es una competencia contra el tiempo contra otros países contra las necesidades siempre superiores a las capacidades de los Estados.

Afortunadamente tenemos materia prima, tenemos capital humano extraordinario.

Repito con mucha frecuencia una experiencia que sucedió al comienzo del gobierno. Estábamos en Villeta y habías un túnel en el que llevaban diez años unos ingenieros extranjeros tratando de corregir una falla geológica, y por qué no se puede, le pedimos a un ingeniero colombiano y lo arregló en 8 meses.

Eso me quedó marcado, el talento, la capacidad de nuestros ingenieros, y de la mano de obra que se puede imponer en cualquier parte del mundo.

Me voy tranquilo esta revolución va continuar, no tiene quien la frene, está en manos de ustedes y eso va a seguir cambiando el país, es una forma de construir paz y es gracias a la paz porque ustedes, muchos de ustedes, sufrieron la guerra en medio de la construcción de carreteras en los sitios más calientes del país, saben la diferencia que representa hacer esas construcciones con el país en paz.

De manera que es mi despedida de ustedes, y les agradezco infinitamente porque en el legado, ya me lo están preguntando, los periodistas, y el balance, yo saco mucho pecho por esto que hemos hechos en materia de infraestructura, pero ese pecho es en un buena parte por el trabajo de todos ustedes.

Les deseo que continúen con esta revolución y que podamos seguir gozando más y más de una mejor infraestructura y espero que mi sucesor se entusiasme tanto con la infraestructura como me entusiasmé yo.

Es apasionante cuando uno va a ver las obras y a inaugurar obras como las que mencionaba, lo llena a uno de satisfacción como gobernante, y esto seguro que el próximo gobierno seguirá construyendo sobre lo construido, porque es lo que corresponde a cualquier gobierno responsable.

Está en sus manos que eso siga, les agradezco de corazón y siempre estaré a su disposición..

Muchas gracias.

/Audios/4024_PresidenteLibroInfraestructura_20180801.mp3
/discursos/180801-Palabras-del-Presidente-Juan-Manuel-Santos-en-la-presentacion-del-libro-Revolucion-de-la-Infraestructura-Colombia-mas-cerca

Noticias Relacionadas