Saltar al contenido
Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Este es el sitio de archivo de la Presidencia 2015 - 2018,
para información actualizada por favor visite www.presidencia.gov.co

Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante la visita a la construcción del Monumento de Paz Fragmentos

Ir al contenido
 
Noticias
Bogotá , martes, 31 de julio de 2018
Sistema Informativo del Gobierno - SIG

Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante la visita a la construcción del Monumento de Paz Fragmentos

Yo recuerdo un fragmento de mi vida, muy chiquito, 9 años tendría, 10 años, que fui a ver una obra que estaba en la casa de un tío mío, un hermano de mi papá, de mi tío Hernando, que era Violencia de Obregón.

Yo la vi y no entendí nada. Pero me la explicaron y ahí vi la maravilla de esa obra.

Algo parecido me acaba de suceder en este fragmento de mi vida.

Se requiere una mente muy creativa, una artista realmente talentosa como Doris para inventarse este contramonumento que nos acaba de explicar.

Cómo puede encapsular en una obra, como la que está haciendo, toda una guerra y todo un proceso hacia la paz.

El hecho de haber invitado a víctimas de la violencia sexual que es tal vez uno de los símbolos más tétricos de lo que fue esa guerra, a que se desahoguen martillando, y estamos parados sobre ese desahogo, y que va a ser el soporte de una cantidad de expresiones que nos van a ayudar a limar las asperezar, a sanar las heridas.

Doris no nos equivocamos para nada cuando su nombre surgió en esa discusión: ¿quién podrá hacer un gran monumento, quién iba a escoger el monumento, dónde iba a ser?

Y todo ha venido encajando como por obra y gracia del Espíritu Santo. Ha venido encajando en una forma realmente espectacular.

Esta preinauguración me llega a mí al fondo del corazón, porque en cierta forma es el epílogo de este esfuerzo. A mí me quedan ya cuatro días más de gobierno, pero el epílogo del esfuerzo que hicimos para acabar con una guerra de más de 50 años, y que realmente se traduce es lo que estamos hoy preinagurando, y en este piso que es el producto de la fundición de las armas.

Y qué linda frase la de una de las víctimas que dice: si las armas se pueden fundir, los odios también.

Ese es mi deseo infinito para mi país, que esos odios se puedan fundir, que podamos vivir en paz dentro de las diferencias que tenemos, que es algo que nos debería es enriquecer.

Yo no dejo de citar a Carlos Fuentes, mi profesor y amigo, que decía con mucha frecuencia como la diversidad, las diferencias, y en el caso colombiano, esa magnífica diversidad cultural, diversidad natural que tenemos, es nuestra verdadera fortaleza y cómo respetar las diferencias nos enriquece a todos, que podamos vivir en paz respetando en esas diferencias hacia adelante con los odios fundidos, con el rencor fundido.

Ese es el deseo que yo tengo para los colombianos, para mis hijos, para mis nietos, para las generaciones venideras.

Este monumento, esto que estamos haciendo, tiene un valor muy especial porque después de tanto esfuerzo poder resumir en esta estructura, en este sitio, todo lo que sucedió y todo lo que hacía adelante debe suceder, que son, en cierta forma, un contraste como el monumento y el contra monumento.

Lo que sucedió, algo horrible. Lo que debe suceder, algo maravilloso. Y aquí se puede, de cierta forma, resumir esa transición.

Y yo repito: se requiere una persona muy especial. Por eso le agradezco muy enormemente, Doris.

Esta es su primera obra que hace aquí en Colombia.

Doris es una de las personas que a todos los colombianos nos inspira un inmenso orgullo cuando vemos sus obras por el mundo entero resaltadas por los más importantes medios de comunicación. Uno dice: ella es mi compatriota, ella es colombiana.

Y que haya tenido la generosidad de dedicarle tiempo y el talento a hacer esto.

Y ustedes están todos sentados parados sobre una obra de Doris Salcedo, de manera que cuídenla mucho.

Y esto pues va a significar muchísimo para el futuro de todos los colombianos.

Esa explicación que nos dio fue como la explicación que me dieron a mí con Violencia, de Obregón, que está en el Museo de Arte Moderno. Esto para mi es otro fragmento de mi vida, yo ya estaba lleno de fragmentos.

Afortunadamente así es la vida. La vida es una acumulación de recuerdos, una acumulación de fragmentos. Lo importante es mirar hacia atrás y tener buenos fragmentos, buenos recuerdos.

Este será sin duda alguna uno de los mejores de mi vida.

Gracias, Doris, a nombre de todos los colombianos. A nombre de los futuros colombianos.

Muchas gracias.

/Audios/4019_PresidenteMonumentoPazFragmentos_20180731.mp3
/discursos/180731-Palabras-del-Presidente-Juan-Manuel-Santos-durante-la-visita-a-la-construccion-del-Monumento-de-Paz-Fragmentos

Noticias Relacionadas