Saltar al contenido
Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Este es el sitio de archivo de la Presidencia 2015 - 2018,
para información actualizada por favor visite www.presidencia.gov.co

Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la inauguración del Viaducto de la Ciénaga de la Virgen

Ir al contenido
 
Noticias
Cartagena , sábado, 28 de julio de 2018
Sistema Informativo del Gobierno - SIG

Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la inauguración del Viaducto de la Ciénaga de la Virgen

Hace unos meses dije que se estaban construyendo obras que nada tenían que envidiarles a las grandes obras de Alemania o Suiza. Y más de una persona se burló. ‘Presidente exagerado, este presidente siempre vendiéndonos las cosas muy por encima de las realidades’.

Yo quisiera decirles a ellos dónde en Suiza o dónde en Alemania tienen un viaducto como este, con las especificaciones que tiene este viaducto.

Ustedes lo están viendo, lo están observando. Esta es una obra realmente ejemplar aquí y en cualquier parte del mundo.

Le hemos seguido la trayectoria, cómo han venido ensamblando el estado del arte en materia de tecnología.

Porque había una serie de retos muy importantes, como por ejemplo –y eso fue una discusión grandísima– la autorización ambiental para que se construyera la obra, de cuidar todo el medio ambiente en la Ciénaga.

Entonces el hecho de haber logrado que ni un centímetro de cemento se haya vertido sobre la Ciénaga es realmente un resultado magnifico.

¿Y por qué se logró eso? Por la tecnología.

Ya después aprendí, el top-down, la tecnología top-down, que permitió que esta obra se hiciera sin ningún tipo de daño ambiental. Y todo lo contrario, el efecto ambiental de esta obra, y ya lo estamos viendo, cómo los manglares como que recobraron vida. Y uno los está viendo mucho más fuertes. Y esas especies de pájaros –solamente aquí hay 169 especies de pájaros–, todo eso se está preservando.

Es una obra que se consumió 70 mil metros cuadrados de concreto. Eso equivale, mi querido Gobernador (Eduardo) Verano, a tres veces el Metropolitano de Barranquilla. 6 millones de kilos de acero –¡6 millones!–, eso es más o menos lo que se utiliza en la torre Eiffel. Toda la torre Eiffel son 6 millones. Lo mismo se utilizó en esta obra.

Por supuesto el impacto de la movilidad entre Barranquilla y Cartagena es obvio. Pero además en la parte de la seguridad vial, es una obra que también tiene una serie de especificaciones para mantener el medio ambiente y para mantener todo este proceso limpio.

Por ejemplo, se van a utilizar unas lámparas con energía solar, una tecnología francesa, me comentaba Mario (Huertas). También hay una tecnología para que los vertimientos no vayan a contaminar la Ciénaga. Y es decir, esta obra tiene las mejores especificaciones de cualquier obra del mundo entero.

Esta obra costó, invertimos unos 650 mil millones y es parte del proyecto de la Circunvalar de la Prosperidad Cartagena–Barranquilla, que tiene inversión total de 1.7 millones. Esa Circunvalar de la Prosperidad va en un cumplimiento del 92 por ciento.

¿Y eso en qué se traduce? Pues en más competitividad, más empleo, más turismo y sobre todo mejor conexión entre las regiones.

En Bolívar, mi querido Gobernador Dumek (Turbay), usted sabe perfectamente. Aquí hemos invertido unos recursos muy importantes. 5.1 billones de pesos en infraestructura en el departamento de Bolívar.

Eso nunca lo había visto Bolívar en su historia. Y pues no voy a mencionar la cantidad de otras obras que se están haciendo alrededor en este departamento, pero son 12 proyectos que están en ejecución 15 ya terminados y hay cuatro que están en financiación, están en proceso de estructuración.

Proyectos como este se están haciendo en todo el país. Por eso decimos que Colombia está en obra. Y dejamos al próximo gobierno un país en obra.

Pero no solo un país en obra, sino un país con su infraestructura bien planeada hasta el año 2035. Un ejercicio que hicimos con el doctor Juan Martin Caicedo, con la Cámara de la Infraestructura, proyectamos las necesidades del país al año 2035. E iniciamos esta revolución con el pie derecho, correctamente.

Lo mencionaba el doctor Mario en sus palabras. Durante el primer año, año y medio, las críticas al Gobierno y al Ministerio de Transporte crecían día a día, porque la gente decía ¿dónde están las obras?, ¿dónde están los kilómetros de carreteras que nos habían prometido?

Y efectivamente esas críticas eran válidas, porque no habíamos construido un solo kilómetro de carretera porque queríamos hacer las cosas bien. Y queríamos cambiar el paradigma de la infraestructura en Colombia, para dejar atrás esa costumbre de iniciar las obras sin haberlas estructurado; licitar las obras sin haber planeado bien cómo se iban a ejecutar.

Y por eso, si ustedes hacen un balance de las obras que se quedaron a medio hacer o los sobrecostos de las obras, que muchas acababan costando 20 o 30 veces lo que inicialmente se había programado, todo eso se cambió.

Inclusive aprobamos una ley en donde queda prohibido en el Estatuto Anticorrupción licitar obras que no estén debidamente estructuradas.

Y eso también estuvo acompañado de un cambio de fondo en la parte institucional. Liquidamos el INCO, que era realmente una institución irrecuperable, porque estaba impregnada de corrupción; creamos la ANI, con una filosofía de largo plazo, que ahí comenzaba a convertirse en banco de proyectos bien estructurados.

Porque qué pasaba hasta hace algunos años. Venían los inversionistas: queremos invertir en Colombia. ¿Dónde están los proyectos?

Porque uno los invitaba, vengan a invertir en Colombia. ¿Y dónde están los proyectos?

Y uno miraba para arriba y miraba para un lado, no había proyectos estructurados. Esa costumbre ya quedó en el pasado. Estamos haciendo un banco de proyectos y los proyectos están cada vez mejor estructurados, listos para ser financiados.

Entonces esta revolución se inició bien. Y se inició con objetivos ambiciosos.

Yo recuerdo en la campaña hace ocho años y lo decíamos al inicio del gobierno: nosotros tenemos que dejar de hablar en diminutivo. Estábamos acostumbrados a hablar en diminutivo. No, hablemos en grande, pensemos en grande y vamos a construir una gran infraestructura. Y vamos a conectar al Ecuador con Venezuela a través de grandes autopistas. Y vamos a conectar el oriente con el occidente del país con grandes autopistas, con viaductos, con puentes, con túneles.

Y eso es lo que efectivamente estamos haciendo.

Hemos ya construido un número muy importante de dobles calzadas. Esta cifra que la gente, mucha no la cree. Pero es la realidad.

Entre el momento en que Simón Bolívar nos dio la independencia, hasta el año 2010, se habían construido 730 kilómetros de dobles calzadas. 730.

En estos últimos ocho años ya hemos construido –ya están los carros en estas dobles calzadas–, hemos construido 1.400 kilómetros. O sea el doble de lo que habíamos construido en toda la historia. Y estamos dejando 900 más contratados. 1.400 más 900 contratados.

Esto es parte de esa revolución.

Ustedes también ven todos los días, porque vuelan de Cartagena a Bogotá, el aeropuerto de Bogotá y el aeropuerto de Cartagena. Acuérdense lo que era el aeropuerto El Dorado hace ocho años. Y lo que es hoy.

Uno se acostumbra y se olvida cómo que eran las cosas. Cómo era el aeropuerto de Cartagena.

Pero como esos hay 56 aeropuertos que hemos modernizado o construido.

Van ustedes a donde sea en Colombia, hay aeropuertos nuevos.

Hay por ejemplo uno que inauguramos recientemente, el aeropuerto de Quibdó. Ese aeropuerto le cambió el futuro a Quibdó. Es una obra que realmente tiene una repercusión en Quibdó, porque es un aeropuerto con hotel, con centro comercial, Quibdó no tenía nada.

Pero así también va uno hasta el Amazonas, no vamos a poder inaugurar el de Leticia, pero es un gran aeropuerto, que espero que esté listo en septiembre.

No alcanzamos. Pero está muy adelantado, porque estuve en Leticia hace algunos días y está realmente adelantado.

Y hay otras cifras que son muy impresionantes.

Yo hago este examen con mucha frecuencia. Pilar (Castaño) ¿cuantos puentes cree usted que estamos construyendo en estos ocho años? Diga una cifra. Una loca, de alta.

1.104 puentes y viaductos. 470 ya construidos entre puentes y viaductos y 640 que están en plena construcción.

Túneles. Túneles, pero no unos túneles precarios; unos túneles de gran envergadura. Si uno los suma, lo que se ha construido son 55 túneles que suman 46 kilómetros. Eso es como ir de su ciudad, Manizales, a Pereira en túnel. Y están ya construidos.

O sea, esta revolución va.

Y lo importante es que dejamos todo para que el próximo gobierno siga inaugurando obras y siga esa hoja de ruta que trazamos con la Cámara de la Infraestructura. No le va tocar iniciar con un cambio de paradigma, ya está la locomotora funcionando muy bien. Lo que le va tocar es continuar lo que le dejamos.

Las concesiones como esta. Es una inversión de cerca de 45 billones de pesos, 5.000 mil kilómetros de vías.

En su conjunto, lo que estamos haciendo en infraestructura el Banco Mundial dice que es el proyecto más ambicioso y más audaz de cualquier país, no de América Latina, cualquier país emergente. Y están diciendo: y lo están haciendo muy bien.

Hemos tenido algunos atrasos. Lo de Odebrecht nos causó un gran problema, un gran atraso. Pero eso ya está solucionándose.

De las 30 concesiones tenemos 16 ya con cierre financiero.

Esperamos que este año podamos terminar con 18 o 19. Y lo otro va muy avanzado.

O sea, aquí lo único que hay que hacer es seguir esta revolución de la infraestructura. Y eso le va cambiar, ya le está cambiando, ya le cambió la faz a Colombia en materia de infraestructura

Los puertos. Se han invertido más de 4 billones en los puertos, en la eficiencia de los puertos. Y tenemos el puerto de contenedores más eficiente del Caribe y más eficiente del Pacífico latinoamericano en Buenaventura.

¿Eso en qué se traduce? En mayor competitividad, en más empleo, en más crecimiento económico. Eso es un círculo virtuoso que estamos poniendo en marcha.

De manera que yo quiero felicitarlo, doctor Mario a usted, a sus socios mexicanos. Muchas gracias por confiar en Colombia. Y a sus socios costarricenses.

Pero sobre todo porque uno no está acostumbrado a recibir obras que se entregan antes, cuatro meses antes de lo que estaba previsto.

Y además recuerdo muy bien cuando se estaban haciendo los cálculos de ¿Cuánto iba a costar? Y costó lo que dijeron que iba a costar.

¿Eso ¿qué demuestra? Seriedad. Que se estructuró bien, que se pueden hacer las cosas bien y que se pueden hacer inclusive con más rapidez, con más eficiencia de lo que inicialmente estaba previsto.

Es un orgullo para mí como Presidente, pero sobre todo como colombiano.

Cuando me explicaba Mario las especificaciones ya concretas de este gran viaducto, cuando veníamos en este bus, a mí me dio una gran satisfacción como colombiano decir esto es lo que estamos dejando.

De manera que yo los felicito a todos los que de una u otra forma tuvieron que ver con esta gran obra.

Ustedes deben sentirse muy orgullosos. Esto quiere decir que Colombia tiene la mejor capacidad para hacer obras en cualquier parte del mundo.

Y nuevamente digo qué bueno que no tengamos nada que envidiarle a Suiza a Alemania con obras como esta. La ingeniera colombiana, con mano de obra colombiana y ejecutando obras de gran envergadura con una verdadera eficiencia.

Esta es tal vez mi última intervención aquí en el departamento de Bolívar, querido Gobernador, Alcaldesa, y aquí en Cartagena.

Yo quiero es agradecerles, a usted Gobernador y a todos los bolivarenses, y a usted Alcaldesa y a todos los cartageneros, el apoyo que recibimos durante este ocho años.

Yo decía ahora que estaba inaugurando cinco sedes del SENA simultáneamente, una de esas en Cartagena, una sede lindísima para capacitar personal para para los hoteles y estábamos en forma simultánea inaugurando una sede en Tolima, otra en Risaralda, otra en Nariño y otra en Amazonas.

Y les decía que Cartagena para mi tiene un valor especial. Aquí me eduqué en la Escuela Naval, aquí aprendí a bailar, aquí pasé momentos muy alegres.

Y aquí en Bolívar, querido Gobernador, no he recibido sino apoyo en todas partes. En todos los pueblos de Bolívar, en todos los municipios de Bolívar. Por eso les agradezco mucho.

Me siento muy satisfecho de poder decir que he sido el presidente que más recursos ha invertido en el departamento de Bolívar.

Y por mucho. Por mucho.

Hay otro puente que era un sueño desde la época de Bolívar para conectar a Mompós. El puente que usted tuvo el honor de darle un nombre que a mí me llegó al fondo de mi corazón. No había nacido, nació bien y está aquí. Celeste, mi nieta.

De manera que muchas gracias.

De manera que sigan con las obras, Gobernador, Alcaldesa.

Las obras aquí en Cartagena han sido muy importantes. Pero no solamente aquí en Cartagena, sino en todo Bolívar.

Y yo recuerdo y yo recuerdo, qué bueno que le hayan puesto –y le agradezco mucho doctor Mario y Ministro–, que le hayan puesto viaducto el nombre de Viaducto de la Paz, porque eso también un significado muy importante para mí.

Cuando yo llegué al Ministerio de Defensa estábamos en plena guerra y recuerdo que una de las vías que estaban cerradas por cuestiones de seguridad era Cartagena–San Juan Nepomuceno.

Y entonces dijimos no, hay que abrirla. Vamos a proteger esa vía y nos tocó mandar una cantidad de soldados para proteger. Pero yo quería por principio que estuvieran las vías cerradas por cuestiones de seguridad.

Y los Montes de María eran impenetrables. Había un individuo, ‘Martín Caballero’, que secuestró al doctor Fernando Araujo y que allá lo tenían.

Y entrar a los Montes de María era prácticamente imposible, porque tenían minado totalmente ese territorio de minas, no solamente en el suelo, sino minas en los arbustos.

Entonces los policías, los soldados, los infantes de marina, decían nosotros no podemos entrar allá.

Pues eso todo se ha cambiado, eso todo se ha modificado.

Hoy Montes de María es un remanso de paz, y uno va y ve a los campesinos contentos. Inclusive la vuelta a Colombia pasó por los Montes de María.

Este país es otro con la paz.

¿Que nos falta mucho? Sí. Porque a la implementación de la paz le está sucediendo exactamente lo que le sucedió a la infraestructura colombiana. Los proyectos que queremos hacer se demoran estructurándose para hacerlos bien.

La gente por supuesto está impaciente. ¿Por qué no ha llegado la carretera a los 16 territorios que van hacer beneficiarios por la Planes de Desarrollo de Enfoque Territorial, uno de ellos Montes de María?

Esos planes están bien hechos y están hechos por primera vez de abajo para arriba, consultando a la gente. Hemos hechos 250 mil consultas, personas que en reuniones como estás se congregan a priorizar las inversiones que se van hacer en esos territorios.

Y los proyectos que salen de ahí tienen que estructurarse. Y eso se está haciendo, para qué. Para no repetir, por ejemplo, lo que se hizo por ejemplo después de la paz con el M-19. Ni uno de los proyectos que se iniciaron con el M-19 tuvieron éxito. Ni uno.

Nosotros queremos que todos los proyectos que se inicien con este proceso de paz tengan éxito. Entonces los estamos haciendo correctamente, como estamos haciendo está revolución de la infraestructura.

Entonces le agradezco mucho que le hayan puesto el nombre de Viaducto de la Paz. Yo les digo a los colombianos y les digo a ustedes esa paz no es mía, nunca ha sido mía, no es de mi Gobierno.

La paz que a través de la historia es el objetivo más noble y más importante de cualquier sociedad, es de todos los colombianos.

Cuiden esa paz como van a cuidar este viaducto, como van a cuidar la infraestructura, porque este país tiene un potencial enorme. Vamos por buen camino, tenemos que seguir.

Yo le deseo al próximo al próximo gobierno que le vaya bien. Ojala le vaya mejor aún que lo que nos fue a nosotros, porque si a él le va bien, les va bien a todos los colombianos.

Pero en materia de infraestructura, ahí tienen ahí sí como dicen el plato servido y listo para continuarlo.

A todos los que han contribuido con esta revolución de la infraestructura, muchas gracias y hay que continuar con esta revolución.

Gracias.

(Fin)

/Audios/4017_PresidenteEntregaObrasViaductoGranManglar_20180728.mp3
/discursos/180728-Palabras-del-Presidente-Juan-Manuel-Santos-en-la-inauguracion-del-Viaducto-de-la-Cienaga-de-la-Virgen

Noticias Relacionadas