Saltar al contenido
Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Este es el sitio de archivo de la Presidencia 2015 - 2018,
para información actualizada por favor visite www.presidencia.gov.co

Declaración del Presidente Juan Manuuel Santos al término de la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad  Bogotá, 10 de jul (SIG). Muy buenas tardes.   Convoqué esta nueva sesión de la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad para evaluar las medida

Ir al contenido
 
Noticias
Bogotá , martes, 10 de julio de 2018
Sistema Informativo del Gobierno - SIG

Declaración del Presidente Juan Manuuel Santos al término de la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad  Bogotá, 10 de jul (SIG). Muy buenas tardes.   Convoqué esta nueva sesión de la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad para evaluar las medida

Muy buenas tardes.

Convoqué esta nueva sesión de la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad para evaluar las medidas de protección de los líderes sociales que hemos adoptado hasta el momento, pero sobre todo para explorar, analizar, y estudiar nuevas acciones que nos permitan ser más efectivos para poder redoblar los esfuerzos y, sobre todo, tener mejores resultados contra todos los que atentan en contra de los defensores de derechos humanos y líderes sociales.

De nuevo le agradezco muchísimo a todos los participantes, no solamente están aquí los miembros tradicionales de esta Comisión, sino hemos invitado a otras organizaciones y otras personas que por su interés, por su información, por su capacidad de análisis pues queríamos que contribuyeran a la reunión de hoy.

Como el país sabe lograr el Acuerdo de Paz con las Farc ya ha demostrado sus beneficios en muchos frentes. Ha permitido salvar miles de vidas. Los colombianos vivimos este año un proceso electoral, tal vez, el más tranquilo, el más seguro, con una altísima participación de las más altas de nuestra historia.

Y no vamos a permitir que esos avances, que ya vemos por la construcción de la paz, se vean amenazados por la acción criminal de bandas organizadas o de responsables que pretenden hacernos regresar a un pasado de violencia que los colombianos hemos decidido dejar atrás, dejar en los libros de historia. Por eso estamos aquí reunidos.

Por eso firmamos ayer un Pacto que sea un pacto representativo de todos los colombianos. Muchos de los aquí presentes lo firmaron hoy, que no estaban incluidos en el Pacto de ayer, queremos firmar y lo queremos ampliar a otros sectores de la sociedad colombiana.

Y por eso hoy, aquí nuevamente, ratificamos esa condena, el repudio por estos hechos, por estos asesinatos. Y no vamos a descansar hasta encontrar y castigar a los responsables de estos crímenes infames.

Y hablo como Jefe de Estado, porque esta es una misión en la que todos los poderes públicos están comprometidos. Y en la que todas las fuerzas políticas y sociales de la nación tienen que unirse para poder obtener los resultados, rechazando y condenando todo atentado contra la vida e integridad de los líderes sociales.

El Pacto que ayer firmamos es una muestra de esa voluntad. Los colombianos ya están movilizados. El viernes pasado miles de ciudadanos se unieron para salir a las plazas públicas y rechazar la violencia contra los líderes sociales y contra defensores de los derechos humanos.

A mí me pareció que eso es una muestra adicional importantísima para que escuchen los que están cometiendo estos crímenes.

Garantizar la vida de los líderes sociales y defensores de derechos humanos es y seguirá siendo, entonces, una prioridad hasta el último día de mi Gobierno.

Y yo espero, de todo corazón, que sea una prioridad para el gobierno entrante. Y en el empalme estamos poniendo sobre la mesa todo lo que hemos hecho, y los planes que tenemos hasta el futuro, lo que aquí hemos acordado para que no haya solución de continuidad.

Esta política tiene que mantenerse por el bien de todos de todos los colombianos, y estoy seguro que el nuevo Gobierno, espero, así lo acepte y así lo interprete.

Ayer firmamos, algo muy importante, la ley de sometimiento a la justicia de grupos armados criminales donde tipificamos como delito grave la amenaza a los defensores de derechos humanos; el señor Fiscal explicó muy bien cómo antes era difícil poner a buen recaudo quienes amenazaban, porque no teníamos los instrumentos legales, las herramientas legales, que afortunadamente con la ley que ayer se promulgó ahora la Fiscalía tiene esos instrumentos.

O sea, que estamos ya también legalmente con más herramientas y eso nos va a permitir ser más eficientes y más efectivos.

Diseñamos una estructura de protección para los líderes encabezada desde la misma Presidencia de la República y con la participación del Ministerio de Defensa, Justicia; Interior; por supuesto, del Fiscal, el Procurador y el Defensor; los Comandantes de nuestras Fuerzas Militares, el Director de la Policía y de la Unidad Especial de Investigación de estos crímenes.

Pero esto ha sido reforzado, esto es algo muy importante que espero que se mantengan, con representantes, como aquí están, de las organizaciones sociales, de las plataformas de derechos humanos, de los organismos internacionales a quienes les agradezco de corazón toda su colaboración porque así es como vamos a resolver este problema y tener mejores resultados.

Fortalecimos la interlocución con las organizaciones en la Mesa Nacional de Garantías a los defensores de derechos humanos. Creamos un Puesto de Mando Unificado.

La Unidad Nacional de Protección está prestando actualmente medidas de protección a 4.510 líderes sociales y defensores de derechos humanos, 4.510.

Instalamos el Programa de Protección para los integrantes del Partido Político de las Farc, responsable de su protección y seguridad. Hoy 264 de estas personas cuentan con protección de la UNP y ninguno de ellos, miembros de las Farc que esta en este esquema han tenido ningún problema en materia de seguridad personal.

Pero como sabemos que la protección individual no es suficiente como sistema, también creamos el Programa Integral de Seguridad y Protección para las Comunidades y Organizaciones en los Territorios y se ha hecho una serie de planes pilotos que el Ministro del Interior explicó en 4 municipios, en San José de Uré, Guapi, Tumaco y El Tarra, en Norte de Santander, con las comunidades y estamos comenzando a aprender de esa interlocución para poder ser más efectivos.

Creamos con la Defensoría del Pueblo el Sistema de Prevención y Alerta para la Reacción Rápida por parte del Estado ante los riesgos y amenazas a los derechos a la vida, integridad, libertad y seguridad.

Se han recibido 42 alertas, hasta el momento, 34 de inminencia, se ha respondido 37 sesiones del mecanismo, de las cuales 29 se han hecho en los territorios, pero ahí también hemos dicho que necesitamos articular mejor ese sistema de alertas tempranas, que la Defensoría sea más rigurosa en su trabajo para que la reacción de la Fuerza Pública sea más efectiva.

La prevención siempre, siempre es una política eficaz que cualquier otra, y por eso ahí tenemos que hacer un mejor esfuerzo.

Estos mecanismos de alertas y de respuestas y de información ha generado ya un interés por parte de la población, se han recibido y analizado más de 580 informaciones en los últimos 2 años, que han servido a la Fiscalía también para organizar las investigaciones que ha venido realizando con mucha efectividad.

Quiero realmente reconocerle a la Fiscalía el trabajo que ha hecho, nos ha mostrado unos resultados en cuanto investigaciones que de muestran un trabajo serio y un trabajo efectivo.

Hemos desplegado, como el país lo sabe, planes con la Fuerza Pública, el Plan Horus, el Subversión 1, Subversión 2 con un número muy importante de unidades de nuestro Ejército para ir a las veredas y copar, por así decirlo, los territorios, brindar seguridad y protección a las comunidades.

Y también para contrarrestar las organizaciones criminales hemos desplegado 4 grandes operaciones en las zonas más críticas, por ejemplo, en el Urabá, la Operación Agamenón II que ha dado unos resultados muy importantes contra el Clan del Golfo.

La Operación Perseo en el Pacífico Sur, la Operación Esparta, en Norte de Santander, en el Catatumbo; y la Operación Zeus, en los Llanos orientales.

Todo este despliegue compromete a 345 mil integrantes de la Fuerza Pública en 652 municipios priorizados.

Hemos también diseñamos una estrategia para realizar la investigación y la Fiscalía General de la Nación creó una Unidad Especial de Investigación que está dedicada exclusivamente a investigar estos casos. Y en la Policía Nacional creamos un Cuerpo Élite responsable de este trabajo.

Entre el 1° de enero de 2016 y el 6 de julio de 2018, la Fiscalía recibió reportes de 181 casos de homicidios, aquí hay una discusión, y ese es uno de los temas que vamos a trabajar hacia el futuro.

Esta cifra es la que también coordinamos con las Naciones Unidas, hay otras organizaciones que tienen otras cifras, es muy importante, esa fue una de las conclusiones de esta reunión, que tenemos que unificar a través de más diálogo y más concertación las cifras para que no estemos trabajando con cifras diferentes.

Pero de los 181 casos la Fiscalía ya ha hecho un trabajo muy efectivo, 89 casos ya ha aclarado quiénes son los autores, una autoridad establecida, en 21 casos en imputación de cargos, hay 39 casos que están en etapa de juicio, ya hay 18 sentencias generadas y hay 168 personas capturadas.

De los 89 casos esclarecidos hay una patología muy clara de cuál es el tipo de personas que han sido asesinadas, quiénes son los que están asesinando: miembros de bandas criminales, miembros del ‘Clan del Golfo’, miembros del ELN, disidencias.

Todo esto nos está ayudando a tener más claro el panorama pero sabemos que lo que hemos hecho en conjunto no ha sido suficiente. Debemos ir más lejos, redoblar los esfuerzos, ser más contundentes y efectivos tanto en la prevención, y también en la captura de los responsables.

Por eso, hoy hemos discutido y he decidido tomar una serie de decisiones, que son las siguientes:

1. Acelerar y ampliar el programa de medidas colectivas de seguridad a 10 planes para sumar a los municipios de Corinto, Cáceres, El Bagre, Buenaventura, Quibdó y Tame.

2. Ordené un Plan Urgente de Intervención, va a tener una fase inicial por 30 días, en cabeza del Ministerio de Defensa Nacional para las zonas más afectadas por estos hechos.

¿En dónde? En el Cauca, Antioquia, Norte de Santander, Valle, Risaralda, Nariño, Córdoba y Chocó.

3. El Plan Horus, que está bajo el mando del general Mejía, ordené priorizar el componente de seguridad a líderes sociales y de derechos humanos, complementado con acciones de control y ampliando la presencia de este plan a aquellos municipios donde no está el plan actuando y donde puede actuar para neutralizar o disminuir o desaparecer este tipo de asesinatos.

4. Para fortalecer la protección colectiva, el Ministerio de Defensa pondrá en marcha las Unidades Básicas de Protección, UBP, dependientes de las Seccionales de Protección de la Policía para desarrollar esquemas colectivos.

5. Fortalecer la Unidad Nacional de Protección. Se le debe creo que me decían 50 mil millones de pesos, ya le di instrucciones al Ministerio de Hacienda que se los trasladara hoy mismo para que no tengan ninguna solución de continuidad en sus políticas. Esta unidad ha hecho una gran gestión, pero ha dicho que está desbordada por eso estamos también dándole más recursos y también vamos a reforzar la implantación de la ruta colectiva de riesgo que eso también ayuda a ser más eficientes. Es decir, hacer más con menos recursos.

6. Desde el Ministerio de Defensa se va a fortalecer el instrumento de reacción rápida que hoy atiende las alertas generadas por la Defensoría.

7. Ordené también muy importante crear una ventanilla única de denuncia que va a estar en cabeza del Ministerio del Interior a través de una línea para la recepción de información oportuna sobre amenazas contra líderes sociales y defensores de derechos humanos.

Eso nos va a ayudar también a organizarnos y a estructurarnos mejor.

8. Creamos, y esto es importante, un sistema de recompensas por toda información que permita identificar a los responsables de los atentados contra los líderes sociales y de Derechos Humanos, recompensas que serán aún mayores para quien nos dé información para identificar los autores intelectuales de estos crímenes.

También hemos hecho una serie de análisis con medidas adicionales.

Hay una serie de órdenes de captura que tienen que ejecutarse. Le he dado instrucciones a las Fuerzas Militares y a la Policía para que colabores con la Fiscalía para que estas órdenes de captura se ejecuten a la mayor brevedad posible.

También hemos hablado de un problema que se presenta cuando hay organizaciones criminales, cuando hay mafia, que es el tema de la corrupción, inclusive corrupción en la fuerza pública en las regiones.

He dado instrucciones de estar muy pendientes de este problema.

Yo ya había ordenado que los inspectores, tanto de nuestras Fuerzas Militares, como de la Policía, se trasladaran a estas regiones para ver que estaba sucediendo en cuanto a este problema de cooptación por parte de los grupos armados de la fuerza pública y de los agentes del estado. Aquí decidimos también que esa labor sería complementada con la Procuraduría.

Y por otro lado aquí surgió algo que quiero hacer mucho énfasis. El papel y la responsabilidad de las entidades territoriales, de los gobernadores y de los alcaldes. Aquí tenemos que trabajar más de la mano con ellos y también asignarles unas responsabilidades especiales.

Este es un problema de todos, el gobierno también a todos los niveles. Y ahí tendremos que hacer una serie de trabajos adicionales.

Y vamos a seguir estudiando diferentes alternativas para buscar ser cada vez más efectivos.

Lo que quiero es reiterar mi compromiso, el del Gobierno Nacional, el del Estado en su conjunto, de trabajar sin descanso para garantizar la protección de líderes sociales, de defensores de derechos humanos, de los defensores de los grupos y las comunidades en riesgo.

Las comunidades, los líderes sociales, y que esto les llegue con claridad: no están solos. Estamos todos pendientes de ver cómo estamos con ustedes, cómo trabajamos con ustedes, cómo resolvemos este problema.

No vamos a permitir que unos violentos sigan manchando este proceso de paz que tenemos todos que sacar adelante.

Los vamos a proteger. Los asesinos no pasarán. La paz vamos a garantizar que saldrá adelante.

Yo les agradezco de nuevo a todos los aquí presentes que han colaborado con toda franqueza. Aquí tuvimos unas discusiones muy abiertas muy francas.

Controvertimos sobre diferentes opiniones que se tienen sobre los hechos.

Pero de eso se trata la democracia y de eso se trata la política que es una política de Estado, para corregir un problema que nos concierne a todos los colombianos, pero sobre todo a ese objetivo más noble que puede tener la sociedad que es el derecho a vivir en paz.

/Audios/3979_DeclaracionComisionGarantiasSeguridad_20180710.mp3
/discursos/180710-Declaracion-del-Presidente-Juan-Manuuel-Santos-al-termino-de-la-Comision-Nacional-de-Garantias-de-Seguridad

Noticias Relacionadas