Saltar al contenido
Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Este es el sitio de archivo de la Presidencia 2015 - 2018,
para información actualizada por favor visite www.presidencia.gov.co

Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante su visita al Comando Sur de Estados Unidos

Ir al contenido
 
Noticias
Miami, (EEUU) , miércoles, 25 de abril de 2018
Sistema Informativo del Gobierno - SIG

Palabras del Presidente Juan Manuel Santos durante su visita al Comando Sur de Estados Unidos

Buenas tardes a todos ustedes. Esta ceremonia tiene una especial importancia para Colombia, pero también para mí.

Como saben en política se dice que uno demuestra su amor o su aprecio por medio del presupuesto, pero en las fuerzas militares, ustedes lo saben mejor que yo la manera de expresa algún sentimiento, especialmente en cuanto amistad o valor es mediante condecoraciones, medallas, y si hay una institución, si hay un órgano que merece la gratitud de Colombia, y mi gratitud en lo personal, es el Comando Sur.

Y por qué digo esto, porque he sido testigo a través de todos estos años de lo que ustedes han hecho por mi país.

En el 2001 cuando el general Pace era comandante, yo era ministro de Hacienda, estábamos en la peor recesión que hubiéramos tenido en los últimos 80 o 90 años, pero yo dije en ese momento: tenemos que hacer una renovación total de las instituciones del Militares y las Policiales si queremos tener paz algún día.

Y a pesar de las limitaciones fiscales que tuvimos iniciamos un proceso de modernización de nuestras Fuerzas Armadas, de nuestro Ejército, de nuestra Policía, y empezamos a trabajar en conjunto, muy de cerca, con el Plan Colombia con Estados Unidos.

El Comando Sur fue fundamental al inicio de este proceso, y ha sido fundamental a través de todos estos años que hemos estado trabajando juntos.

Muchos de ustedes recordaran que Colombia estaba punto de ser declarado un Estado fallido, el presidente Clinton en ese entonces fue a Colombia y yo estuve en la reunión cuando se lanzó el Plan Colombia, que fue iniciativa política extranjera y 27-28 años después fuimos a Washington a decir: esta ha sido la operación de política extrajera que Estados Unidos haya lanzado porque de un Estado fallido, pasamos a ser un país que está floreciendo, una democracia que es más fuerte cada día a día.

Y somos líderes en desarrollo económico, en reducción de pobreza, en muchos indicadores que se usan hoy en día para medir que tan efectiva es una democracia.

Esto se ha hecho por medio de diferentes esfuerzos de varias instituciones; uno que es muy importante y es que era un prerrequisito para tener paz en Colombia, eran las Fuerzas Armadas y la Policía y por medio de eso podíamos garantizar lo que los romanos solían decir cuando inventaron el concepto de la república: ley, y orden, republica, seguridad. La seguridad tiene que ser la primera ley de cualquier república, sin seguridad nada funciona.

Así que teníamos que traer de vuelta un mínimo de seguridad a Colombia para poder avanzar en los objetivos principales, uno de ellos era la paz, tras 50 años de guerra, tras 50 años de luchar contra la guerrilla más poderosa y antigua de Latino América.

Cualquier guerra asimétrica hoy en día termina en una negociación, sin importar qué siempre termina en negociación. Y eso es lo que hicimos, una negociación que desde nuestro punto de vista fue una negociación barata, en cuanto lo que sacrificamos, comparado a lo que estaban exigiendo al principio del proceso, fue prácticamente libre de costo.

Y vimos las últimas elecciones, en ellas los antiguos comandantes de la guerrilla estaban votando, ellos habían renunciado a sus armas, y sus armas están siendo derretidas para hacer unos monumentos que van hacer puestos en las Naciones Unidas, en Colombia.

Y estas personas están participando ahora en política y también han sido sometidas a la justicia, no va haber impunidad para crímenes de guerra, para crimines de lesa humanidad, van a ser castigados, van a ser juzgados.

Y esto es algo que el mundo está aplaudiendo, admirando, y estudiando y esto es algo que fue posible gracias a esta relación tan especial que hemos tenido con el Comando Sur.

Yo tengo el honor y el inmenso placer de ser probablemente el único Jefe de Estado de cualquier país en Latinoamérica, y talvez el único ciudadano, que ha trabajado con ustedes muy de cerca por todos estos años como Ministro de Defensa y luego como Presidente por cuatro años.

Yo recuerdo que cuando inicié mi ministerio de Defensa, en el 2006 el general Craddock era el comandante y he estado trabajando con los comandantes desde entonces; el almirante Stavridis, nos hicimos grandes amigos, ahora está la Escuela Fletcher, de diplomacia, es una de mis universidades, a donde he ido.

El general Frazer, con él también nos hicimos grandes amigos, el general Kelly, que ahora está en una posición muy importante en el gobierno de Estados Unidos, un gran amigo de Colombia y ahora el almirante Tidd, usted es parte de nuestro equipo en Colombia, nosotros lo consideramos parte de Colombia por todo lo que ha hecho.

Así que mi relación con ustedes, con el trabajo que han hecho, yo lo he visto, lo he apreciado, lo he admirado, en todo aspecto; ustedes nos han ayudado a construir mayor legitimidad para las Fuerzas Armadas por medio del respeto para los derechos humanos.

Cómo operar, cómo ganarse el corazón de la gente, ustedes saben que en la guerra de guerrillas esto es algo muy importante si se quiere tener éxito en las operaciones de inteligencia.

La inteligencia es una parte clave de la renovación que tuvimos cuando me convertí en ministro de Defensa, en esa época los comandantes de la guerrilla estaban paseando por el país como si no existieran las Fuerzas Militares, pero eso cambió muy rápidamente.

Empezamos a atrapar uno tras otro y se juntaron y negociamos la paz. La capacidad de las Fuerzas Armadas, que nos han estado enseñando, ha sido tan exitosa que lamento decir que en las olimpiadas que tuvimos, las fuerzas especiales que compitieron, ahora Colombia es número uno y Estados Unidos número dos.

Hemos sido buenos estudiantes, yo solo quise venir acá, después de todos estos años, del éxito y decirles gracias, gracias porque han sido una gran fuerza de apoyo, de inspiración, pueden sentirse orgullosos de los que han hecho.

Este país que era virtualmente un Estado fallido, es una democracia que ahora todo el mundo admira, todavía tenemos un largo camino por seguir, todavía tenemos problemas, tenemos mucho trabajo que hacer juntos.

Pero lo que hemos logrado juntos, el Comando Sur y Colombia es algo de lo que todos podemos enorgullecernos, entonces yo solo quise venir y le dije al almirante: esto es algo que tal vez no sea muy usual, que venga un Jefe de Estado venga al Comando Sur y condecore la bandera, pero salió de mi corazón, yo realmente lo sentí.

Esta es una experiencia que he tenido, que nunca olvidaré, lo que he aprendido de ustedes, de todos ustedes porque yo sé que muchos de ustedes han estado trabajando en Colombia por muchos años, y lo hermoso es que los resultados están ahí.

Así que yo termino mi periodo en tres meses y medio, voy hacer abuelo por primera vez en dos meses, pueda que venga a Miami de vez en cuando, así que después voy a visitarlos como un ciudadano común.

Pero mientras tanto muchas gracias nuevamente a nombre de 50 millones de colombianos, su trabajo nos ha ayudado enormemente y nunca lo olvidaremos.

Gracias

/Audios/3833_PalabrasPresidenteJMSComandoSur_20180425.mp3

Noticias Relacionadas