Saltar al contenido
Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Este es el sitio de archivo de la Presidencia 2015 - 2018,
para información actualizada por favor visite www.presidencia.gov.co

Declaración del Presidente Juan Manuel Santos en la instalación del Puesto de Mando Unificado para prevenir la violencia contra la mujer

Ir al contenido
 
Noticias
Cartagena , sábado, 25 de noviembre de 2017
Sistema Informativo del Gobierno - SIG

Declaración del Presidente Juan Manuel Santos en la instalación del Puesto de Mando Unificado para prevenir la violencia contra la mujer

Buena parte de esta violencia tiene que ver con nuestras actitudes, con nuestra forma de ver la vida.

Y también algo que hay que resaltar. Se hizo de una forma muy participativa. Esta política no fue impuesta de arriba para abajo, sino que se hizo todo un proceso de socialización, particularmente con las mujeres, pero con los expertos de Colombia y del mundo entero para ir construyendo esta política.

Se incluyó un plan integral para poder combatir esta violencia contra las mujeres y darles a ellas una vida –en la medida de lo posible– libre de violencia.

Fue una acción coordinada y concreta de las instituciones con un enfoque de derechos. Esa ha sido una política nuestra desde el comienzo, tratar, en la medida de lo posible, de respetar los derechos de los ciudadanos, y en este caso, de género.

También aprobamos en el seno del Gobierno un documento Conpes en el año 2013 para proteger y garantizar los derechos de las mujeres víctimas del conflicto armado.

Lo he dicho desde el comienzo. Las mujeres han sido las más víctimas de las más víctimas. Así suele suceder en un conflicto armado como el que ha tenido Colombia durante tanto tiempo.

Y en materia de legislativa también hemos presentado proyectos de ley con la Consejería para la Mujer, que está en manos de Martha Ordoñez, y que ha hecho una labor extraordinaria.

Ahí hemos hecho también un esfuerzo tan importante con el Congreso. Está la ley 1719 del 2014, que le da un acceso a la justicia a las víctimas de la violencia sexual, sobre todo a las víctimas dentro del contexto del conflicto armado.

Esta la Ley ‘Rosa Elvira Celis’ del año 2015 contra el feminicidio. Nosotros tipificamos ese delito, el feminicidio, y se creó ese tipo penal para Colombia.

Y esta otra ley que creo que tiene un gran significado. En su momento el país lo sintió en el fondo de cada uno de nuestros corazones, la Ley ‘Natalia Ponce’, el año pasado, que llevó los ataques con ácido a un delito autónomo y no a lesión personal.

Siempre he dicho que las mujeres han jugado, juegan y seguirán jugando un papel fundamental en la construcción de la paz.

La paz, como lo dijo el Papa Francisco, necesita de la reconciliación. Y esa reconciliación comienza en nuestros propios corazones, en nuestros hogares, y ahí la mujer juega un papel muy importante.

Pero además, como han sido las víctimas de las más víctimas, por eso ahí en el proceso de paz se incluyó un capítulo de género para, precisamente, darles a las mujeres un tratamiento especial, un protagonismo especial en todo este proceso tan importante para el país.

Algunos quisieron tergiversar ese capítulo de género mintiéndole a la opinión pública y diciéndole que ahí se estaba introduciendo algo completamente distinto y que no tiene nada que ver ni con el conflicto ni con la política del Gobierno, que se llama ideología de género.

Inclusive aquí en Cartagena un pastor deliberadamente usó esa estrategia mentirosa de decirle a la gente que aquí estábamos introduciendo la ideología de género. Eso no es cierto.

El capítulo de género del proceso de paz lo único que busca es darle a la mujer un papel protagónico, importante, especial. durante el proceso y durante el posconflicto.

Y el acuerdo garantiza en la forma específica los derechos de las mujeres en este posconflicto.

Hemos mejorado en estos últimos años en muchos aspectos. Por ejemplo, el 51 por ciento de todos los empleados públicos son mujeres. El 38 por ciento en cargos en mayor nivel decisorio son mujeres.

Colombia pasó del puesto 53 que estábamos, al puesto 39, en el informe económico del Foro Mundial sobre lo que allá llaman la brecha de género. O sea, aumentamos 14 niveles. Eso es un avance bien importante.

Pero nos falta todavía muchísimo por hacer, muchísimo por hacer, como en todo. Hemos avanzado en unos aspectos más que otros, pero todavía el camino es largo.

Tenemos aquí en Colombia una mujer asesinada cada tres días. Según los reportes, cada día se producen 55 casos de violencia sexual contra las mujeres, cada día.

Eso es inaceptable. Más de la mitad de la víctimas registradas en el conflicto, ¡más de la mitad de todas la víctimas son mujeres! que están registradas en la Unidad de Víctimas.

De manera que lo que hoy estamos haciendo es creando un Puesto de Mando Unificado para darle mayor alcance a esta política, que ya está en marcha, o darle más herramientas para facilitar el cumplimento de sus obligación por parte de las diferentes autoridades especialmente de la Policía.

Darles también a las mujeres un acceso más fácil para que reclamen sus derechos cuando sean vulnerados. Y este Puesto de Mando Unificado que hoy estamos instalando debe definir los mecanismos necesarios para que las mujeres se sientan más protegidas.

Aquí se requiere o lo que se busca es articular. Muchas veces los gobiernos y los Estados a veces no logran los objetivos por la falta de articulación, y este Puesto de Mando Unificado busca esa articulación, hay una ruta de atención específica para que sepa cómo llegar a las instancias que corresponde, para ser más eficaces.

Tenemos, como les hice en resumen, un marco normativo relativamente adecuado, pero tenemos que hacerlo cumplir.

Y este Puesto de Mando Unificado lo que busca es eso, hacer cumplir la ley y hacer cumplir lo que queremos como Estado para defender las mujeres contra la violencia.

Hay muchas denuncias que nos están sirviendo y se debe en todos los frentes facilitar el acceso de la mujeres a estas garantías que este marco normativo les da.

De manera que aquí lo que queremos es dar este paso, en este día tan importante, para facilitar el cumplimiento de la ley, para hacer un llamado a todos los colombianos, hombres y mujeres, a que este es un propósito donde todos debemos estar presentes. El cambio de cultura.

Porque aquí tiene que ver mucho con la forma como nosotros vemos conflictos familiares, en las comunidades. Y el papel de las mujeres en esos conflictos ha tenido un cambio de cultura que tenemos que alimentar permanentemente.

De manera que este Puesto de Mando Unificado tiene un aspecto puramente de procedimiento, de facilitar –y debemos hacer un esfuerzo también– de efecto cultural de la forma como nosotros vemos este problema.

De manera que –yo con esto termino– la ruta de atención debe ser una ruta que fomente la prevención.

Toda política pública, entre más prevención exista, más eficaz será y más barata de aplicar. Hay que evitar la revictimización. Una comunicación adecuada entre las instituciones y este Puesto de Mando Unificado nos va permitir, como es importante en cualquier política, es monitorear el progreso teniendo cifras exactas y más reales, más a tiempo, para poder reaccionar cuando haya que reaccionar.

Y no más violencia contra las mujeres debe ser algo que nosotros los colombianos debemos asumir como un propósito de todos y si logramos seguir avanzando en ese frente seremos un mejor país, seremos una mejor sociedad. Y es esta parte importantísima en la construcción de la paz.

Ayer, que celebrábamos mi primer año de haber firmado el fin de la guerra con las Farc, estuve en un municipio donde nunca había ido un presidente, los propios gobernadores no se atrevían a ir. El gobernador de ese departamento, del Caquetá, el alcalde no se atrevía a ir a ninguna de las veredas. El municipio de la Montañita,

Realmente espectacular la forma como la gente está viviendo hoy lo que no podían hace un par de años.

Y me lo decían todos. Esto nos cambió la vida.

Pero ahora hay que construir esa paz en todas partes. En nuestros corazones, decía yo y no voy a para de repetirlo y nuestras actitudes de dejar los odios a un lado, dejar los prejuicios a un lado.

Uno de ellos de esos tiene que ver mucho con la violencia contra la mujer.

Y eso es parte de la construcción de la paz. Ahí hay una responsabilidad de doble vía. Las mujeres también de participar muchísimo en esa construcción de la paz y ese factor va a contribuir muchísimo también a retroalimentar ese nuevo país donde debemos dejar los odios, las venganzas, la violencia, respetar las diferencias, respetar al ser humano y sobre todo, respetar a la mujer.

Muchas gracias.

(Fin)

/Audios/3595_PalabrasPresidenteInstalacionPMUMujer_20171125.mp3
/discursos/171125-Declaracion-del-Presidente-Juan-Manuel-Santos-en-la-instalacion-del-Puesto-de-Mando-Unificado-para-prevenir-la-violencia-contra-la-mujer

Noticias Relacionadas