Saltar al contenido
Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Este es el sitio de archivo de la Presidencia 2015 - 2018,
para información actualizada por favor visite www.presidencia.gov.co

Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la conmemoración de los 100 años del Instituto Nacional de Salud

Ir al contenido
 
Noticias
Bogotá , jueves, 26 de enero de 2017
Sistema Informativo del Gobierno - SIG

Palabras del Presidente Juan Manuel Santos en la conmemoración de los 100 años del Instituto Nacional de Salud

Pocas instituciones son capaces de perseverar durante 100 años.

Pues ésta es una de ellas. Y por eso estamos aquí, celebrando esos 100 años. 100 años que se celebran con una serie de avances que creo que son muy importantes.

Hemos inaugurando este bioterio que es el mejor de Suramérica. Está al nivel de uno que hay en México. Para los que no saben qué es bioterio, es un centro para mantener animales que después son utilizados para poder hacer investigaciones que nos permiten proteger a la ciudadanía de todo tipo de ataques que tengan que ver con la salud pública.

Además de un centro de operaciones de emergencia en salud pública.

También es algo que creo que el país no conoce. Nosotros somos un país que hoy está señalado por el mundo entero como un país que avanzó muchísimo en generar una institucionalidad que nos permita protegernos de los desastres naturales.

La Unidad de Gestión de Riesgo, que ustedes los ven por todo el país cada vez que crecen los ríos, cada vez que hay un incendio, cada vez que hay un peligro desde el punto de vista de desastre natural.

Pues bien, lo que aquí hay es una unidad parecida, pero para prevenir desastres que tengan que ver con la salud pública. Epidemias, pandemias. Eso es lo que aquí hoy tenemos. Y tenemos algo que es señalado por el mundo entero como un nivel de lo mejor que hay.

El país no conoce esto que tenemos aquí.

Y lo que hoy inauguramos –lo que cortamos la cinta–, lo que hace es reforzar en una forma muy importante esa capacidad del país. La estamos reforzando en asocio, en partnership, con Estados Unidos, con quienes hemos venido trabajando aquí en este frente, en este tema desde, hace ya mucho tiempo y que se reforzó a raíz del desafío que surgió con el zika. El zika nos agarró a todos como por sorpresa y tuvimos que reaccionar.

Y yo quiero felicitar a todos los funcionarios del instituto y a todas las personas del Ministerio de Salud, porque ahí se demostró que Colombia tenía un sistema, un sistema por ejemplo de información, mucho mejor que los demás países, que nos permitió afrontar este problema con más efectividad.

Ahora les preguntaba a nuestros amigos norteamericanos del CDC (Centros de Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU) cómo veían a Colombia frente al resto del mundo en esta materia.

Y me decían mire, por ejemplo ese laboratorio que tenemos en este momento, que también estamos poniendo en funcionamiento, para centralizar toda la información, para tener las herramientas, para tomar las decisiones correctas a tiempo, es de lo mejor que hay a nivel mundial.

Entonces eso es algo que el país debe conocer, conocer mejor, porque esto es producto de un esfuerzo de muchos años, en el caso del Instituto 100 años, que ha venido acumulando conocimiento, experiencia y que hoy tenemos un sistema y que afortunadamente nos permite por lo menos dormir con más tranquilidad.

Nunca estamos totalmente exceptos de este tipo de problemas, pero por lo menos tenemos la tranquilidad de que hemos establecido un sistema, un sistema que nos permite la prevención o la respuesta con más efectividad.

La prevención es algo importantísimo, importantísimo. En cualquier política pública prevenir siempre es más barato, es más efectivo. Y aquí también hay una gran dosis de prevención.

Este centro de operaciones es fruto de una reunión que tuvimos con el Presidente Obama hace ya un año. Y él inmediatamente dio unas instrucciones y yo quiero agradecerle al gobierno norteamericano.

Estoy seguro que éste es uno de los frentes que la opinión pública no conoce, pero le hemos trabajar muchísimo, con Estados Unidos. Ahí tenemos muchísimos frentes.

Se conoce mucho lo del narcotráfico, se conoce mucho lo que tiene visibilidad. Pero otros que son igualmente importantes, no se conocen tanto y este es uno de ellos.

De manera que gracias, señor Embajador.

Y esta es una muestra de cómo este Instituto durante 100 años ha decidido mantenerse a la vanguardia y así ofrecer unos muy buenos servicios al Ministerio de Salud, al Invima, a las universidades, a la academia, a los centros de investigación y a todos los colombianos.

Y los colombianos debemos valorar este instituto, porque realmente aquí hay un conocimiento acumulado muy precioso.

Ha sido un centro de investigación, de producción de insumos para la salud pública. Aquí tenemos unos mejores sistemas de vigilancia de las epidemias.

Tenemos por ejemplo, nosotros fuimos también muy efectivos, y yo me acuerdo que en el Consejo de Ministros ponía al Ministro a rendir cuentas en el chikunguña. ¿Cómo va el chikunguña?

Pues resulta que ahí nos explicaron perfectamente cómo iba a crecer, casi que acertaron en el número de personas que iban a estar afectadas y cómo después iba a descender ese número, y cómo era el proceso. Y eso nos lo dijeron antes de que sucediera esa cuerva.

Luego, a posteriori hicimos una especie de evaluación sobre lo que el Ministro nos había dicho, el Instituto Nacional nos había dicho y todas las autoridades de salud nos habían dicho, había dicho el Viceministro.

Y resulta que acertaron. Más o menos fue exactamente como nos habían dicho que iba a suceder.

¿Y eso que demuestra? Pues que sabían de qué estaban hablando y sabían cómo afrontar ese tema.

Lo mismo sucedió con el zika.

Por eso, qué bueno –y eso a todos los colombianos nos debe enorgullecer, pero sobre todo a los funcionarios que tienen que ver con este tema– que organizaciones como la Organización Panamericana de Salud diga qué Colombia, y ustedes se acuerdan que el zika fue y sigue siendo un tema a nivel mundial.

En CNN Internacional le dedicaron varias semanas al problema de zika y resulta que Colombia fue unos de los países o tal vez uno de los países que mejor puedo afrontar ese tema, con el sistema que puso en marcha.

Esta institución también ha hecho historia en materia de acueductos rurales, de saneamiento básico, en construcción de infraestructura y para que se reduzcan también enfermedades por fuentes contaminadas.

Hace poco me enteré que desde hace 45 años aquí se fabrica el mejor suero antiofídico del país para cierto tipo de serpientes. Y se han salvado –me dicen– más de 16 mil vidas.

Y nosotros, que somos un país tan rico en toda clase especies, pues también somos ricos en serpientes. Y serpientes venenosas.

Aquí podemos tener el antídoto ante esas serpientes venenosas. Y que por favor no vayan a interpretar esto con doble sentido.

Y por todo esto, yo quiero agradecerles. Pero estos esfuerzos, estos esfuerzos maravillosos, se suman a lo que hemos hecho en los últimos años transformando el sistema de salud.

Algo de lo que también, por lo que es un proceso lento, difícil, que se hace poco a poco, la gente no se da cuenta. La gente no se da cuenta de progreso que Colombia ha tenido en materia de salud.

Hace muy pocos años, el 25 por ciento de los colombianos no tenían acceso a la salud, no estaban cubiertos por ningún sistema de salud. Y el número de beneficios que el sistema tenia eran bastantes reducidos frente a lo que tenemos hoy.

Hoy tenemos cobertura universal. Eso es un logro monumental. No muchos países en el mundo pueden decir eso. Todos los habitantes de Colombia. 97, 98 por ciento, tienen algún tipo de cobertura en el sistema de salud. Ese es un logro muy importante.

Pero no solo eso. Acuérdense ustedes que cuando llegaron al Gobierno, había pacientes de primera clase y pacientes de segunda clase. Si uno pertenecía a la primera clase, tenía acceso una serie de beneficios y si pertenecía a la segunda clase, muchos de los beneficios de los de la primera clase no estaban disponibles para los de segunda clase. Eso lo corregimos.

Elevamos, no bajándonos de primera clase a segunda clase, sino lo contrario; pasándolos de segunda clase a primera clase. Que todos tuvieran los mismos beneficios y el máximo número de beneficios posibles, de tratamientos que estaban cubiertos por el sistema de salud.

Eso también hace que el sistema colombiano sea uno de los más apreciados del mundo.

Cobertura universal más un número muy generoso, porque esto cuesta –cuesta mucha plata– de beneficios que cubre el sistema.

También hicimos algo que la propia Naciones Unidas dijo: esto es un ejemplo para el mundo entero. Pasamos una ley estatutaria donde se declara por primera vez el derecho a la salud como un derecho fundamental. Es también un paso muy importante en nuestro sistema de salud.

Y las familias colombianas ya no se quiebran, como se quebraban antes, si algunos de sus miembros tenían una enfermedad, por ejemplo, de alto costo.

Y por eso ese otro ingrediente, cuánto se gasta la familia colombiana en promedio en salud, somos de los países más bajos en el mundo. Pero esa combinación, cobertura universal, beneficios generosos, un porcentaje de la plata de bolsillo de los colombianos que se dedica a la salud, esa conjunción de factores hace de Colombia un sistema de salud de los mejores del mundo.

Por supuesto que sabemos que nos falta mucho camino por recorrer. Sabemos que hay unos caminos administrativos, logísticos, de servicios, monumentales, que se están corrigiendo, que no se pueden corregir de la noche a la mañana.

El Ministro y todo su equipo han hecho un esfuerzo monumental. Y hemos avanzado muchísimo. Todavía nos falta mucho camino por recorrer para ir limpiando el sistema, haciéndolo más eficiente, más efectivo.

Pero ya tienen unos ejemplos que a mí me animan muchísimo. Va uno a muchos hospitales regionales del país y el servicio es impecable.

Y la administración de esos hospitales es impecable. Y eso es lo que tenemos que ir aumentando día a día para cada vez tener un mejor servicio de salud para todos los colombianos.

De manera que, este es un día muy importante.

Esta inversión, 19 mil millones de pesos, estaba contemplada en el Plan de Desarrollo que nosotros hicimos aprobar en el año 2010. Entonces este es un nuevo cumplimiento de los propósitos de nuestro Plan de Desarrollo.

Y lo que aquí se va a hacer hacía el futuro es de gran importancia para todos los colombianos.

De manera que quiero felicitar el Instituto, a su directora, la doctora Martha Lucia Ospina y a todo el equipo científico, a todo el equipo administrativo. Y agradecerles su trabajo.

Y a todos los que han venido trabajando en este Instituto durante estos últimos 100 años, que sea hoy un día para sentirnos orgullos por lo que hemos hecho –ustedes deben sentirse muy orgullosos– pero también para reafirmar nuestro compromiso con seguir buscando la excelencia y seguir mejorando los indicadores y seguir prestándoles un mejor servicio a los ciudadanos colombianos.

De eso se trata. De eso se trata el papel del Estado.

Los aniversarios muchas veces son importantes para salirse de la coyuntura del día y día, y ver qué hemos hecho en los últimos 100 años y qué vamos a hacer en los próximos 100 años.

Que este día nos sirva para decir, hemos hecho mucho, pero falta muchísimo más por hacer y prepararnos para que esos próximos 100 años sean todavía más fructíferos que los pasados 100 años.

Muchas gracias.

(Fin)

/Audios/3002_AniversarioInstitutoNacionalSalud_20170126.mp3

Noticias Relacionadas