Saltar al contenido
Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Este es el sitio de archivo de la Presidencia 2015 - 2018,
para información actualizada por favor visite www.presidencia.gov.co

Skip Navigation LinksUn-impuesto-para-la-sostenibilidad-del-planeta-y-competitividad-de-la-economia-de-los-negocios-verdes

Ir al contenido
Skip Navigation LinksINICIO > Columnistas > Un impuesto para la sostenibilidad del planeta y competitividad de la economía de los negocios verdes
Columnistas
Luis Gilberto Muriillo

Un impuesto para la sostenibilidad del planeta y competitividad de la economía de los negocios verdes

 Bogotá, 29 de junio de 2017

A partir del primero de julio los colombianos debemos pagar un impuesto nacional al consumo de bolsas plásticas, contemplado en el artículo 207 de la Reforma Tributaria. Con este impuesto verde avanzamos en una importante regulación ambiental que nos permitirá seguir dando pasos hacia la senda del desarrollo sostenible y el cuidado del medioambiente.

Más de 100.000 animales marinos y más de un millón de aves mueren debido a los residuos plásticos dispersos en el ambiente.

De acuerdo con la Ley 1819 de 2016, los establecimientos comerciales que entreguen bolsas cuya finalidad sea cargar o llevar productos vendidos a sus clientes, deberán cobrar un impuesto de $20 por cada bolsa. Esta tarifa se incrementará $10 cada año, de manera que para el 2020 llegará a $50 por bolsa, la medida también incluye los domicilios.

Esta es una noticia importante si se tienen en cuenta los impactos ambientales causados por el uso de las bolsas. Durante su fabricación se generan Gases de Efecto Invernadero, solo como ejemplo, para fabricar 14 bolsas de plástico se necesita una cantidad de combustible comparable a la que se requiere para que un automóvil recorra 1,6 kilómetros.

Los impactos para el medioambiente no son menores: Más de 100.000 animales marinos y más de un millón de aves mueren debido a los residuos plásticos dispersos en el ambiente; a los ríos y mares van a parar una gran cantidad de ellos, cada 2,59 kilómetros cuadrados de océano tienen aproximadamente 46.000 piezas de plástico flotando.

Una buena noticia es que en lo corrido de este año, de acuerdo con la industria de plásticos, en Colombia se redujo en un 27% el consumo de bolsas, dato registrado por ventas anuales en cerca de 80 empresas productoras de este material. Aun así, las cifras hablan de que en promedio un colombiano usa 6 bolsas semanales, 24 al mes, 288 al año y 22.176 en un estimado de vida de 77 años. Con este impuesto esperamos reducir considerablemente estos datos y que el esfuerzo se vea reflejado en la conservación ambiental.

Con esta regulación también damos un ejemplo al mundo y nos alineamos con más de 127 países, que velando por el bienestar del medioambiente, también han implementado medidas como esta.

Aunque hemos visto en el último año un cambio en el hábito de consumo con campañas como Reembólsale al Planeta, que sin duda tienen un impacto muy positivo a la hora de disminuir el daño al ambiente causado por residuos como el plástico, invito a todos los colombianos a que empecemos a usar otros materiales para transportar nuestras compras, como cartón o tela y pensemos en nuestro ambiente. Otra alternativa es reutilizar las bolsas plásticas que ya tenemos y así contribuir al cuidado de nuestros cuerpos de agua, que son los ecosistemas que más se ven afectados con estos residuos.

Está en nuestras manos conseguir un mejor ambiente para todos y el cambio de mentalidad frente al uso de las bolsas es el comienzo, es el inicio de una etapa de trasformación empresarial que apunta a una competitividad de la economía a través de los negocios verdes.

Somos más de 40 millones de colombianos, empecemos hoy mismo.

 Columnas relacionadas