Saltar al contenido
Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Este es el sitio de archivo de la Presidencia 2015 - 2018,
para información actualizada por favor visite www.presidencia.gov.co

Skip Navigation LinksReinvencion-digital-clave-e-ineludible

Ir al contenido
Skip Navigation LinksINICIO > Columnistas > Reinvención digital: clave e ineludible
Columnistas
Juan Sebastián Rozo

Reinvención digital: clave e ineludible

 Bogotá, 5 de junio de 2018. Eltiempo.com

Gracias a los esfuerzos del Gobierno para conectar el 100 por ciento del país, hoy lo digital hace parte de la vida de la gran mayoría de colombianos. En un entorno como este, la reinvención digital del aparato productivo no es opcional, es una transición que trae grandes oportunidades. En la medida en que nuestras empresas se transformen digitalmente, avanzaremos hacia un futuro más competitivo.

Asumamos sin demoras la nueva cultura de la reinvención digital empresarialEl fortalecimiento del sector productivo por medio de la tecnología genera mejores índices de desarrollo y de crecimiento económico. Por eso, el Gobierno ha hecho de esto una prioridad, logrando posicionar a Colombia como líder regional en el proceso hacia la economía digital.

Para seguir avanzando, todos los sectores productivos deben iniciar la fase de reinventarse digitalmente, empezando por entender cuáles son sus retos y oportunidades, y definiendo el papel que la tecnología puede jugar en cada caso. La revolución digital implica una reinvención que puede resultar desafiante, pero que es necesaria para que los negocios, incluso de los sectores más tradicionales, sean prósperos en el mundo hiperconectado en el que vivimos.

Y es de suma importancia acabar con los mitos que frenan la decisión de transformarse digitalmente, como el que afirma que si los productos o servicios son “del mundo físico”, no es indispensable migrar hacia lo digital. Esta equivocación nos está costando mucho en términos de productividad y competitividad.

El acompañamiento de los gobiernos y de la institucionalidad es fundamental en este propósito. Por eso, en 2015 estructuramos una estrategia para acelerar la consolidación de la economía digital en Colombia, que tiene como eje principal el diálogo público-privado. Así, nuestro primer paso fue crear el Observatorio de la Economía Digital, para medir, generar diagnósticos y contar con la información para diseñar incentivos y políticas que aceleren la transformación de los sectores económicos.

Asimismo, generamos el Índice de Adopción de Tecnologías Maduras (redes, computadores, software, aplicativos), gracias al cual pudimos conocer que entre 2015 y 2017 el sector productivo duplicó la adopción y uso de estas tecnologías. No obstante, nuestras empresas aún tienen el desafío de lograr usos más productivos de estas. Es decir, debemos pasar de usar internet para comunicarnos y obtener información a usarlo como una herramienta de negocio.

En cuanto a la adopción de tecnologías avanzadas, es decir, las que están impulsando la cuarta revolución industrial, reinventando modelos de negocio e industrias enteras (como seguridad digital, computación en la nube, robótica, inteligencia artificial, análisis masivo de datos o blockchain), el país apenas está dando sus primeros pasos. Es fundamental que los sectores económicos entiendan el potencial de estas tecnologías emergentes para sus negocios y las adopten desde ya.

Somos optimistas en el sentido de que en futuras mediciones del Gobierno se verá reflejado que las compañías están aprovechando, a una mayor escala, las oportunidades que trae la tecnología y realizando acciones efectivas para avanzar en su reinvención digital.

Además de obtener mediciones sobre nuestro avance en materia digital, dimos pasos en materia de institucionalidad para acelerar los cambios. En 2015 creamos el Viceministerio de Economía Digital y, este año, la Comisión Intersectorial para el Desarrollo de la Economía Digital, que promoverá el desarrollo de visiones sobre este modelo económico.

Con todas estas iniciativas apoyamos desde lo público al empresariado colombiano en este proceso de transformación y crecimiento. Nuestro reto como país es, y seguirá siendo, aumentar las capacidades para adoptar y gestionar la tecnología.

La hoja de ruta está trazada. Es hora de que asumamos, sin demoras, esta nueva cultura de reinvención digital empresarial.

 Columnas relacionadas