Saltar al contenido
Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Este es el sitio de archivo de la Presidencia 2015 - 2018,
para información actualizada por favor visite www.presidencia.gov.co

Skip Navigation LinksLagos-de-Tarapoto-el-nuevo-sitio-Ramsar-del-pais

Ir al contenido
Skip Navigation LinksINICIO > Columnistas > Lagos de Tarapoto: el nuevo sitio Ramsar del país
Columnistas
Luis Gilberto Muriillo

Lagos de Tarapoto: el nuevo sitio Ramsar del país

 Bogotá, 18 de enero de 2018

Hoy 18 de enero de 2018, el presidente Juan Manuel Santos, desde el mágico municipio de Puerto Nariño, Amazonas, designa al complejo de Lagos de Tarapoto como sitio de importancia internacional Ramsar, un esperado anuncio que es el resultado de más de cinco años de trabajo conjunto entre el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, WWF, la Fundación Omacha y las comunidades del resguardo indígena Ticoya (Ticuna, Cocama y Yagua), con el apoyo de Corpoamazonía, el Instituto Sinchi y la Asociación Aticoya.

Proteger el medioambiente es una prioridad para el país. El Gobierno Nacional seguirá avanzando en acciones de conservación del patrimonio natural de la nación que debe perdurar para las generaciones presentes y futuras.Lagos de Tarapoto es el noveno sitio Ramsar en el país y el primer humedal de la Amazonía colombiana que se designa para ser conservado como patrimonio de la humanidad por sus características únicas de biodiversidad. El área protegida abarca 45.463,96 hectáreas, donde confluyen aproximadamente 30 lagos que poseen una enorme riqueza ecológica con más de 883 especies de plantas, 244 de aves, 201 de mamíferos, 176 de peces, 57 de anfibios y 30 de reptiles.

Todo este complejo es refugio de especies como el caimán negro, el manatí y los delfines de río, para quienes Tarapoto funciona como una “guardería” ya que es un lugar clave para su crianza. Teniendo en cuenta este gran tesoro natural que nos brinda esta zona del Amazonas colombiano, el Gobierno Nacional se comprometió a llevar a feliz término el proceso de designación, una decisión que hoy damos a conocer a los colombianos y con la que estamos seguros que se protegerá el patrimonio hídrico, y la flora y fauna de este ecosistema.

Con estas designaciones, el gobierno se compromete a adoptar las medidas necesarias para garantizar que se mantengan las características ecológicas de estos ecosistemas.

Tener el reconocimiento de la Convención Ramsar, que entró en vigor en el país desde 1998, significa también que Colombia podrá acceder a recursos de cooperación internacional para la financiación de proyectos de conservación de la biodiversidad y desarrollar estrategias que incentiven el potencial ecoturístico y etnoturístico, que se constituiría en una nueva alternativa económica para las comunidades.

Precisamente los pobladores son nuestros principales aliados en la protección y conservación de este complejo de humedales, que proveen recursos naturales a colonos y comunidades indígenas que de él obtienen alimento, medicina ancestral, materiales para construcción, ornamentación, así como para ceremonias y rituales socioculturales.

Sin el compromiso de los pueblos del resguardo indígena Ticoya (Ticuna, Cocama y Yagua) este proceso de designación no hubiera sido posible. Gracias a su participación activa en el proceso de consulta previa y a los diálogos en los que se generaron acuerdos que permitieron incorporar mayores áreas a Lagos de Tarapoto hoy la Amazonía cuenta con un nuevo humedal de categoría Ramsar.

Colombia ya cuenta con otros humedales Ramsar como la Laguna de la Cocha en Nariño, la Estrella fluvial del Inírida en el Orinoco, el delta del río Baudó en el Chocó, la Ciénaga Grande de Santa Marta en los departamentos de Magdalena y Atlántico, el Sistema de Chingaza en el centro del país, la laguna del Otún en Risaralda, la laguna de Sonso en el Valle del Cauca y la ampliación de la laguna del Otún en Caldas, Quindío, Risaralda y Tolima.

Proteger el medioambiente es una prioridad para el país, el Gobierno Nacional seguirá avanzando en acciones de conservación del patrimonio natural de la nación que debe perdurar para las generaciones presentes y futuras y por eso seguiremos trabajando en la consolidación de otros procesos de designación que también harán parte de la categoría internacional de protección Ramsar como la ciénaga de Ayapel, el río Bita, el complejo cenagoso de Zapatosa, el complejo de humedales del bajo Atrato, el complejo de humedales del bajo Sinú y la ciénaga de Barbacoas.