Saltar al contenido
Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Este es el sitio de archivo de la Presidencia 2015 - 2018,
para información actualizada por favor visite www.presidencia.gov.co

Skip Navigation LinksColombia-La-nueva-estrella-de-America-Latina

Ir al contenido
Skip Navigation LinksINICIO > Columnistas > Colombia: La nueva estrella de América Latina
Columnistas
Felipe Jaramillo

Colombia: La nueva estrella de América Latina

 Bogotá, 24 de agosto de 2017. MiamiHerald.com

El acuerdo alcanzado con la guerrilla de las FARC, tras 52 años de guerra, abre paso a una nueva era de oportunidad y prosperidad para el país. Tanto así que la prestigiosa publicación The Economist nombró a Colombia país del año en 2016 por la “hazaña colosal de alcanzar la paz”

Luego de más de medio siglo de conflicto armado, la paz trae una nueva luz de esperanza para el futuro de Colombia.Durante años, la guerrilla controló una vasta porción del territorio colombiano, pero con el fin del conflicto esas regiones florecen ahora con oportunidades para los negocios y el turismo. Colombia ha emergido del proceso de paz como uno de los grandes ejemplos de transformación en la historia, y este cambio augura resultados económicos positivos y estabilidad a largo plazo.

Estamos promoviendo el desarrollo en las llamadas ZOMAC (Zonas Más Afectadas por el Conflicto Armado), ubicadas en su mayoría en la costa atlántica, oriente y suroriente del país. De acuerdo con el gobierno colombiano, la paz impulsará un crecimiento adicional de entre 1.1% y 1.9%.

Pero la paz no sólo traerá beneficios para los colombianos, será también una oportunidad para inversionistas extranjeros. Estados Unidos es la principal fuente de inversión extranjera directa en Colombia; entre 2010 y 2016, de acuerdo con cifras del Banco de la República de Colombia, inversionistas estadounidenses llevaron al país más de 15,000 millones de dólares. El Tratado de Libre Comercio entre los dos países ha favorecido el comercio bilateral, las exportaciones colombianas a Estados Unidos han crecido en un 12%, en productos como el café, las flores, la miel y el azúcar, según datos de la Comisión de Comercio Internacional.

Asimismo, Colombia tiene vínculos comerciales con el resto del mundo que la hacen especialmente atractiva para potenciales inversionistas y empresas estadounidenses que busquen expandirse. Con 16 tratados de libre comercio y la posibilidad de acceder a incentivos tributarios nada despreciables, el país es realmente una plataforma para exportar bienes y servicios a más de 1,500 millones de personas en todo el mundo.

Según la Embajada de Estados Unidos en Bogotá, más de 250 empresas estadounidenses ya están sacando partido de las nuevas oportunidades que el país ofrece. Entre ellas se destacan compañías como Brinks, Cisco, Citibank, DuPont, ExxonMobil, EY, General Electric, General Motors, IBM, Procter & Gamble, PepsiCo, Pfizer, PricewaterhouseCoopers y 3M.

Los inversionistas también encontrarán una gran oportunidad en el mercado interno. El sector agrícola siempre ha sido relevante para le economía colombiana, con productos tan codiciados en mercados internacionales como el café y las flores, resultado de una tradición agropecuaria centenaria transmitida de generación en generación. Ahora, con la paz, más de 4 millones de hectáreas de tierra vuelven a estar disponibles para la ganadería y proyectos agroindustriales. No en vano la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) nombró a Colombia como uno de los actuales graneros del mundo.

Las posibilidades de Colombia se extienden más allá del sector agropecuario. El sector tecnológico, por ejemplo, se ha desarrollado hasta convertirse en el tercero más importante de América Latina, con ingresos del orden de los 2,000 millones de dólares anuales, de acuerdo con datos de la investigadora de mercados International Data Corporation. Colombia se está posicionando como el nuevo hub tecnológico de América Latina: con más de 5,000 empresas de tecnología y servicios digitales y por su proximidad geográfica a Estados Unidos, el país es el escenario ideal para que empresas estadounidenses se expandan a la región, un mercado de 626 millones de personas.

El sector industrial no se queda atrás. Colombia produce desde autopartes hasta materiales de construcción, pasando por vestimenta de moda, alimentos procesados y bienes de consumo final. Los jeans colombianos, por citar un caso, son reconocidos en todo el mundo por su diseño, al igual que los vestidos y baño y la ropa interior. También destacan el sector farmacéutico, el vidrio arquitectónico y las tejas cerámicas.

Otro caso de éxito es el turismo: en 2016, 5 millones de viajeros internacionales ingresaron al país, un incremento del 15% con respecto al año anterior. Con el acuerdo de paz, y nuevas garantías de seguridad, una serie de lugares se han reabierto al público. Algunos ejemplos de sitios enormemente atractivos pero que hasta ahora no podían ser explotados para el turismo son Ciudad Perdida, en las montañas al norte del país, la selva amazónica y la Serranía de La Macarena, donde pueden encontrarse docenas de variedades de orquídeas, innumerable diversidad de flora y el río Caño Cristales, el más colorido del planeta. El país además tiene 1,900 variedades de pájaros que lo convierten en el destino perfecto para quienes disfrutan del avistamiento de aves.

Con la paz, una economía próspera y una extraordinaria conexión al resto del mundo, Colombia es sin duda la nueva estrella de América Latina.

(Fin)

 Columnas relacionadas